AGR Andalucía

El precio del aceite de oliva se desploma

  • El oliva virgen extra cae en origen un 25% y el refinado, hasta un 32%

  • El consumo mundial aumenta esta campaña un 8% y la producción, un 27%

Una máquina moltura en una almazara. Una máquina moltura en una almazara.

Una máquina moltura en una almazara. / A. C.

Comentarios 1

La última reunión del Comité Consultivo del Consejo Oleícola Internacional, celebrada a final de abril en Jordania, ha confirmado la caída en picado del precio de los aceites de oliva, una realidad que el sector venía temiendo y de lo que ha ido dejando constancia en estas páginas en los últimos meses.

Esta tendencia se enmarca en una situación mundial de un sostenido aumento del consumo y un incremento de la producción un poco más acusado.

Además, se produce después de tres campañas en las que el precio del aceite de oliva ha sido muy alto en origen y las producciones no han sido tan abundantes. Parece, por tanto, que la campaña de 2017-2018 marca un punto de inflexión y se constata un cambio de tendencia.

La realidad es que en origen el precio del aceite de oliva virgen extra de España ha descendido un 25% respecto al año anterior y la rebaja llega hasta un 32% en el caso del refinado.

El aceite de oliva virgen extra se situó en España a finales del mes pasado en 2,99 euros el kilo, un precio más bajo que el registrado por el aceite italiano, lo que da competitividad al producto español, ya que los precios italianos después de registrar una fuerte caída, llegando a valores por debajo de los 4 euros a mediados de diciembre 2017, se mantienen estables durante las últimas semanas, situándose a finales de abril en 4,06 euros el kilo, lo que representa una disminución del 32% comparado con el mismo periodo anterior.

Evolución del aceite de oliva virgen extra. Evolución del aceite de oliva virgen extra.

Evolución del aceite de oliva virgen extra.

En Grecia los precios observaron una tendencia descendente durante las últimas semanas, situándose a finales de abril en 2,78 euros el kilo, lo que significa una rebaja del 24% respecto al mismo periodo de la campaña anterior y coloca al aceite griego a mejor precio que el español.

Los precios en Túnez se mantuvieron estables durante las ultimas semanas, colocándose a finales de abril en 3,43 euros el kilo, con una caída del 19% respecto al mismo periodo del año anterior. El aceite tunecino resulta así el más barato.

En cuanto al aceite de oliva refinado, los precios en origen presentan la misma tendencia que los de la categoría virgen extra, tanto en España como en Italia. El precio en España disminuye y se sitúa a finales de abril 2018 a 2,67 euros el kilo, con una caída del 32% respecto al mismo periodo del año anterior, como ya hemos comentado.

En Italia, el Consejo Oleícola Internacional (COI) informa que los datos para esta categoría de aceite no están disponibles desde finales de diciembre 2017, cuando alcanzaban 3,55 euros el kilo, lo que significaba una subida del 4% respecto al mismo periodo anterior. Para Grecia el COI no tiene datos disponibles para esta categoría de producto.

Las exportaciones andaluzas de aceite de oliva virgen se redujeron un 29%

La diferencia a finales de abril 2018 entre el precio de aceite de oliva refinado y el de oliva virgen extra se ha situado en España en 0,32 euros el kilo, puesto que mientras los precios de la categoría virgen extra están en niveles de 2,99 euros el kilo, los precios del refinado se han colocado en 2,67 euros el kilo.

En Italia la diferencia entre las dos categorías de aceites ha sido mayor que en España, según los datos computados hasta diciembre 2017, con una variación de 0,63 euros el kilo.

Mientras que se producen esta evolución de los precios, el Comité Consultivo del Consejo Oleícola Internacional estima que el consumo mundial de aceite de oliva para la campaña 2017/18 rondará las 2.950.000 toneladas, lo que significa que se incrementará un 8% respecto a la campaña anterior.

La producción mundial para esta campaña se había estimado en noviembre del pasado ejercicio en 2.988.500 toneladas, pero según las últimas cifras recibidas de los países la producción rondará los 3.271.000 toneladas, lo que significará un aumento del 27%, con 697.000 toneladas más respecto a las registradas en la campaña anterior.

El COI explica que este aumento está motivado, por un lado, por el grupo de países productores europeos que, en su conjunto, ganarán 22% respecto de la campaña anterior.

Aunque en España la producción disminuirá alrededor del 3%, la previsión es que se alcancen las 1.250.000 toneladas. La producción de Italia será una tercera parte de la española, con 432.000 toneladas, lo que supone un aumento muy importante, nada menos que del 137%.

La producción griega no sube tanto y con un 64,1% más se queda en 320.000 toneladas, mientras que Portugal rondará las 125.000 toneladas y verá aumentar su producción un 80,1%.

El conjunto de estos países productores europeos totalizarán más de 2.143.000 toneladas, que significa un aumento de 391.500 toneladas respecto a la campaña anterior.

También se prevé un incremento de las producciones en la mayoría de los países miembros del COI, de modo que en su conjunto sumarán 950.000 toneladas, lo que supondrá un aumento del 49,8% respecto a la campaña anterior.

A la cabeza de este grupo de países se encuentra Turquía con una producción de 263.000 toneladas; seguida de Túnez con 280.000 toneladas; Marruecos con 140.000; Argelia con 80.000 toneladas; Argentina con 37.500 y Jordania con 25.000 toneladas.

Por el contrario, Palestina prevé una ligera disminución que estará en el 2,6% con 19.000 toneladas. Los demás países miembros del COI mantendrán sus producciones a un nivel similar de la campaña anterior.

Sobre las exportaciones mundiales de aceite de oliva, aunque son todavía provisionales, el COI prevé que ronden las 975.000 toneladas. Los países miembros europeos exportarán más del 60% del total mundial, con España a la cabeza con 304.200 toneladas seguida de Italia con 236.000 toneladas; Portugal con 39.500 y Grecia con 9.800 toneladas.

El grupo de otros países miembros distintos de la Unión Europea aumentará el 110,3%, con un total de 349.500 toneladas. Túnez prevé exportar 200.000 toneladas; Turquía 90.000; Argentina 30.000 toneladas y Marruecos 15.000. Las exportaciones de los países miembros del COI para esta campaña representarán el 97% del total mundial.

En Andalucía, las exportaciones de aceite de oliva virgen entre octubre de 2017 y febrero de 2018 se han reducido un 29% en volumen y un 23% en valor, según los últimos datos que acaba de publicar el Observatorio de Precios y Mercados.

Las exportaciones de otros tipos de aceites de oliva, se han reducido un 2% en volumen, pero aumentaron un 7% en valor, con una tendencia mensual similar a la de la pasada campaña, hasta enero en el mercado europeo. Las exportaciones de aceite de orujo se han incrementado un 1% en volumen y un 36% en valor sobre la campaña anterior.

En el sector de la aceituna de mesa, la producción mundial para 2017/18 hace que ésta sea una de las mejoras campañas obtenidas hasta el momento y según los datos del Consejo Oleícola Internacional, alcanzará unas 3.020.500 toneladas, con una previsión de aumento de alrededor del 5% con 142.000 toneladas más respecto a la campaña anterior.

Los países productores europeos aumentarán en su conjunto un 4%. Dentro de este grupo de países, España es la única que registrará un descenso, exactamente del 6%. En el resto de Europa, Grecia aumentará un 31% su cosecha de aceituna de mesa, mientras que Italia y Portugal registrarán incremento del 20% y el 18% respectivamente.

Los demás países miembros del COI aumentarán un 12% en su conjunto y hay aumentos destacables en Argentina, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, Túnez y Turquía. Tendrán una producción similar a la campaña anterior en Irak y Libia, mientras que la producción de aceituna de mesa disminuirá en Albania, Argelia, Irán y Palestina.

En cuanto al consumo mundial de aceitunas de mesa, el COI lo cifra en 2.786.000 toneladas, que representará un aumento del 1% respecto a la campaña anterior y explica que son los principales países productores los que más aumenten el consumo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios