Afectados por las inundaciones en Écija vuelven a sus domicilios

  • La Junta de Andalucía descarta el desembalse de pantanos como causa de la riada y asegura que las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del Genil · Reabren el hospital y el centro de salud

Comentarios 1

La totalidad de los afectados por las inundaciones en Écija con motivo del temporal de lluvias que ha sufrido la provincia en las últimas horas ha regresado a sus domicilios, mientras que la administración ha iniciado ya la tarea de cuantificación concreta de los daños que han producido las anegaciones de agua.

El alcalde de Écija, Juan Wic (PSOE), ha expuesto que a día de hoy ninguna de las familias o personas afectadas se encuentra a expensas de los recursos de la administración. "En principio no estamos atendiendo a nadie, por lo que sabemos que todos han vuelto a sus domicilios, a pesar de las malas condiciones de algunos, para iniciar las labores de limpieza", ha concretado.

En este sentido, desde este miércoles un equipo técnico se encuentra identificando las zonas donde el agua ha afectado en mayor medida, "tanto privados como públicos", con la idea de ir cuantificando los daños. En cuanto a infraestructuras, "está todo funcionando salvo el colegio El Valle, que reabrirá el lunes con toda seguridad", ha aseverado Wic.

Por lo demás, el regidor astigitano ha expuesto que "hace un día espléndido en Écija, la cota del río está a medio metro y el cauce está normalizado", por lo que en las próximas horas el Ayuntamiento comenzará a plantear la desactivación de dispositivos que aún siguen en activo con motivo de la vigencia de los planes de emergencias local y provincial, como el de la unidad militar.

Así todo, los vecinos de Écija recuperan poco a poco la normalidadtras la riada provocada por el desbordamiento del Genil. Los afectados se encuentran ahora afanados en la limpieza del lodo y en el recuento de las pérdidas. El Ayuntamiento de Écija explicó ayer que el plan de limpieza tras la inundación se centra en dos colegios, El Valle y Pedro Garfias, así como en los puntos más afectados por las lluvias como es la zona del Hospital San Sebastián y la pedanía de Isla de Vicario. El centro Pedro Garfias abrirá hoy, pero El Valle no lo hará, en principio, hasta el lunes. Son 338 los efectivos que se encuentran desplegados en Écija, de los cuales 242 pertenecen a la Unidad Militar de Emergencias (UME), junto a equipos del Grupo de Emergencias de Andalucía, el 112, Bomberos, Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y Policía Nacional, además de operarios municipales.

Las 10 familias que fueron desalojadas el pasado martes de sus casas, donde el agua llegó hasta la segunda planta, pasaron la noche de ayer en el colegio Blas Infante. El Ayuntamiento ha activado una oficina municipal de información para los afectados que estará operativa en la casa de Asuntos Sociales.

La actividad del área de hospitalización, quirúrgica y de consultas externas del Hospital de Alta Resolución de Écija se restablecieron ayer y desde hoy podrán acudir, con normalidad, los pacientes citados tanto para consultas como para ser intervenidos. La Delegación del Gobierno explicó ayer en una nota que también funcionará hoy el centro de salud Virgen del Valle, que el pasado martes tuvo que ser cerrado debido a las lluvias. El área de fisioterapia, en la que entró agua, abrirá a media mañana debido a que tiene que ser acondicionada para recibir a los pacientes.

El alcalde destacó este miércoles que la magnitud de las lluvias, con más de cien litros por metro cuadrados caídos en la cuenca del Genil, han llevado al río a "cotas desconocidas hasta el momento". Wic reconoció que "a veces es imposible evitar estos problemas". En este sentido, la delegada del gobierno de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, quiso aclarar que los desembalses de los pantanos no ha sido la causa de la inundación, al afirmar que la crecida del Genil "ha sido por una aportación de agua de lluvia a toda la cuenca". Según Tovar, desde las cinco de la tarde del pasado lunes no se estaba desembalsando agua del embalse de Iznájar. Las escenas de la riada de Écija no han estado exentas de polémica debido a unas declaraciones lanzadas por Juan Wic que apuntaba a los desembalses descontrolados de los pantanos como una de las causas del desbordamiento histórico del Genil. Ante esta posibilidad, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, señaló ayer que "hay un asunto muy grave que debe responder el Gobierno de la Junta de Andalucía y lo dice el alcalde de Écija -Juan Wic-, que es probable que lo acontecido tenga que ver con el desembalse de la presa de Cordobilla-Iznájar". Arenas visitó ayer las zonas afectadas por el temporal, criticó la gestión de la Agencia Andaluza del Agua y exigió aclaraciones.

Por su parte, el director gerente de la Agencia Andaluza del Agua, Juan Paniagua, exigió "respeto" hacia los técnicos encargados de los desembalses. Según Paniagua, el agua que se desembalsó "no fue lo que causó dicho desborde, sino las intensas lluvias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios