Aguilar encabeza las críticas a una decisión que "es un error"

  • Griñán apuesta por la vía institucional y afirma que la Junta cumplirá todos los compromisos mientras que Juan Alberto Belloch afirma que es un "disparate"

Comentarios 32

Dura, durísima. La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, criticó ayer de forma bien severa la decisión del jurado de haber entregado un instrumento de promoción de la cultura europea, la Capitalidad, a una ciudad cuyo gobierno municipal lo forma Bildu, partido político legalizado pero, al menos en parte (es una coalición), heredero de la antigua Batasuna. La ministra y ex alcaldesa afirmó que la decisión constituye un "magnífico error" que el comité de expertos que ha decidido elegir a San Sebastián como Capital Cultural Europea en 2016 haya valorado acciones políticas o la lucha por la paz en el País Vasco, como ha apuntado el presidente del mismo, Manfred Gaulhofer, al anunciar el nombre de la seleccionada. "El camino hacia la paz se refuerza de otra manera, dejando las armas y diciendo que punto y final, aquí lo que se decidía es la Capital de la Cultura", manifestó la ministra, visiblemente enfadada, apenada y "muy dolida". 

La que fuera alcaldesa de Córdoba cuando en la ciudad comenzó a gestarse el impulso a la Capitalidad Cultural ha dicho que respeta la decisión del jurado internacional  pero no la comparte porque el fallo ha sido "manifiestamente injusto con Córdoba". Así, ha insistido en censurar los argumentos que el comité de selección ha ensalzado de la ciudad vasca: "Que no se esgrima que designando a Donosti se contribuye a la paz porque son dos cosas diferentes". En cualquier caso, Aguilar ha enviado un mensaje de ánimo a los cordobeses y ha dicho que Córdoba es "la mejor ciudad" y que "por méritos propios" su proyecto era el ganador. 

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, dijo que el Gobierno andaluz "mantendrá sus compromisos con Córdoba", tras "la decepción". El mandatario felicitó, en primer lugar, al equipo de la candidatura de Córdoba "por su esfuerzo" y ha agradecido a los andaluces su apoyo, en especial a los voluntarios cordobeses, a quienes ha animado a "mantener la ilusión". Griñán insistió en que los proyectos en marcha para la capital cordobesa "se van a cumplir", porque sus activos culturales y su potencia como reclamo turístico siguen igual de vigentes que antes del fallo.

"El Gobierno andaluz tiene la firme voluntad de hacer de Córdoba la Capital Andaluza de la Cultura en 2016, con una oferta competitiva y de calidad", ha defendido, para reiterar que la ciudad es "un referente cultural innegable en España y en Europa". 

Tan duro o más que Aguilar fue ayer el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Según la edición digital de El Heraldo de Aragón, el regidor socialista aseguró que la decisión del jurado internacional ha sido "política y equivocada" y la calificó de "disparate total". Belloch ni siquiera entró a analizar el proyecto cultural de San  Sebastián. Bajo su punto de vista, la presencia de Bildu en el Ayuntamiento de la ciudad la invalida, a sus ojos, como ganadora. "Hubiera preferido a cualquiera de las otras cuatro ciudades", dijo el alcalde zaragozano. Belloch advirtió el jurado de las consecuencias de sus decisiones. "Ya tendrá tiempo de lamentarse", aseguró el exministro de Interior y Justicia con Felipe González.   Y remató: "dejar en manos de un partido de esas características el control de la candidatura española es un dislate". 

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, por su parte, consideró ayer "increíble" la decisión del jurado, además de calificarla como "netamente política", en contra de los criterios puramente técnicos que debían regir la designación.

El diputado del PNV, Josu Erkoreka,felicitó a San Sebastián "y a sus habitantes, a los donostiarras,  por haber sido en buena lid y en difícil competición con otras ciudades espléndidas también, designada como Capital Europea de la Cultura para 2016".  La propuesta de San Sebastián considera que obtener la capitalidad europea de la Cultura constituye "una oportunidad para fortalecer el compromiso social por los derechos humanos y la rebeldía cívica contra cualquier forma de exclusión y de violencia".  Donosti recibió también el apoyo de CiU.

Mientras,  la comisaria de Cultura de la UE, Androulla Vassiliou, felicitó a la ciudad de San Sebastián por su designación como Capital Europea de la Cultura. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios