Almería es la provincia con mayor riesgo de sufrir un robo en casa

  • En Andalucía se registraron 12.500 robos en 1,7 millones de domicilios asegurados en 2014

Almería es la provincia donde hay más municipios con riesgo de robos en hogares asegurados. A pesar de que el 10,3% de las denuncias por robo en este tipo de viviendas que se realizaron en 2014 fueron en Sevilla, no se trata de una cifra representativa porque está relacionada de manera proporcional al número de habitantes. Sin embargo, si se mide en términos de gravedad de la sustracción, poniendo en relación el coste del robo con el contenido de lo que había en la casa, Almería estuvo ese año por encima de la media en un 30%. Un porcentaje que se sitúa muy por encima del 14,5% de más en el que se posicionó Sevilla.

Estos datos fueron facilitados ayer por la asociación de empresas aseguradoras Unespa con la presentación del informe Los robos en Andalucía. El análisis se realizó a partir de los más de 12.500 robos que se realizaron en las casi 1,7 millones de viviendas aseguradas en la comunidad durante 2014.

Miguel Ángel Vázquez, responsable del informe explicó que, exceptuando Madrid y Barcelona, las poblaciones medianas presentan mayores posibilidades de sufrir robos porque el mercado de segundos domicilios es mayor. "La sustracción es más fácil porque muchos hogares se quedan vacíos durante largos periodos de tiempo", explicó Vázquez, quien además indicó que el perfil que presenta Almería es complicado porque tiene el agravante de "pertenecer al arco del mediterráneo".

En cuanto al coste del robo por provincia, Almería ocupa también el primer puesto con una media de 660 euros, seguida de Huelva (519 euros) y Cádiz (445 euros). Estas tres regiones se sitúan por encima de la median andaluza que está en 419 euros. Por debajo se posicionan Granada con 415 euros, Málaga (386 euros), Sevilla (374 euros) y Córdoba (316 euros). "Curiosamente, las poblaciones con un coste medio del robo más elevado no se corresponden normalmente con las localidades que tienen mayores índices de empleo o de productividad. Esto se debe a que las sustracciones suelen realizarse de forma rápida y sin llamar la atención para salir del edificio como un vecino más. Los delincuentes se llevan, fundamentalmente, dinero y joyas", explicó Vázquez, quien señaló además que en 2014, la sustracción más elevada en Andalucía fue un robo por valor de 630.354 euros y en España de casi dos millones en la comunidad de Madrid.

Aunque la concepción general se basa en que los fines de semana son los días preferidos por los ladrones para actuar porque las familias tienden a irse de viaje o a pasar el tiempo libre fuera de casa, el análisis de la Unespa indica que el 16% de las sustracciones en 2014 se realizaron los lunes y el 14% se hicieron los viernes, frente a los domingos que ocupan sólo el 12% y los sábados que apenas superan este porcentaje.

En cuanto a los meses preferidos por los ladrones, los datos recopilados por la Unespa muestran que enero es el mes con mayor tasa de robos en viviendas en Andalucía. También destacan abril, mayo y agosto, coincidiendo con los principales periodos de descanso de los andaluces. "Los delincuentes aprovechan la Semana Santa, la Feria de Abril, el Corpus y el Rocío, en cambio los meses de otoño y del principio del invierno son periodos relativamente tranquilos", explicó Vázquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios