Amigos de 'la manada' declaran por el caso de Pozoblanco

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco (Córdoba) interrogó ayer a tres amigos de los procesados por la violación grupal de los Sanfermines, conocidos como la manada, en relación a otro episodio de presuntos abusos sexuales que habrían cometido semanas antes contra una joven de 21 años en Los Pedroches. Los hechos se habrían producido en un vehículo entre Torrecampo y Pozoblanco, donde los denunciados habrían grabado un vídeo que luego mandaron a un grupo de Whatsapp.

Las testificales se produjeron por videoconferencia desde Sevilla. El abogado de la acusación, Blas Árevalo, dijo al término de la sesión que las declaraciones fueron "muy interesantes" y se centraron en el contenido del vídeo, que los testigos habrían visualizado en mayo de 2016. La instrucción continúa con vistas a finalizar en próximas fechas. Arévalo consideró que tardará "poco" para la apertura de la fase de juicio oral.

Según trascendió en su momento, el vídeo se grabó desde el interior de un vehículo Volkswagen Golf, cuando el grupo de amigos sevillanos se dirigía a Pozoblanco a primera hora de la mañana desde la feria de Torrecampo. Al volante se encontraría el guardia civil de la pandilla, destinado entonces en la localidad pozoboalbense, con cuyo móvil el copiloto habría realizado la grabación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios