Sucesos

Aparece el cadáver de un hombre de 50 años en la calle San Honorio

  • Lo halló un vecino que paseaba a su perro y se baraja la sobredosis como causa de la muerte.

Comentarios 1

El cadáver de un hombre de unos 50 años de edad apareció ayer en torno a las seis de la tarde en las inmediaciones del solar de la Ciudad del Flamenco. Según pudo saber este medio, fue un transeúnte que paseaba a su perro por la cuesta de la calle San Honorio quien se alertó de la existencia de un fuerte olor a descomposición en el interior de un palacete en ruinas y encontró el cuerpo. Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local se desplazaron hasta el lugar, donde hallaron el cuerpo en descomposición.

En principio se pensó que pudiera llevar más de una semana fallecido, si bien parece ser que las altas temperaturas han acelerado la descomposición y que apenas habían pasado 48 horas desde que falleció. Pese a ello, será la autopsia que se practique hoy la que determinará las causas exactas de la muerte.

El fallecido solía frecuentar las calles de la ciudad ejerciendo la mendicidad y se da por seguro que era vecino de Jerez. Los agentes de Policía Judicial recogieron evidencias en el lugar y procedieron a solicitar la presencia de la autoridad judicial, que ordenó el levantamiento del cadáver en torno a las ocho y media de la tarde. 

Al cierre de esta edición ya se conocía la identidad del finado aunque ésta no trascendió y se descartaba la muerte violenta al no tener el cuerpo signo alguno de ello. Cabe destacar que el inmueble en ruinas donde fue hallado es aprovechado por drogadictos para administrarse sus dosis, lo que incrementa la sospecha de que la sobredosis fuera la causa del fallecimiento. 

La aparición del cadáver pasó completamente desapercibida para los vecinos del barrio de San Lucas. No en vano se trata de una zona muy despoblada en la que apenas habitan unas pocas decenas de familias en un área en la que el solar de la Ciudad del Flamenco ejerce de separación. Pese a ello un vecino de la zona aseguró a este periódico que “hoy mismo (ayer para el lector) he visto personas meterse en esa casa en ruinas”. Queda la duda de si lo hicieron para drogarse aún a sabiendas de que en su interior había un muerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios