Aparece el cuerpo sin vida de Rosa Galera, en una rambla cerca de Tabernas

  • El ex marido de la joven desaparecida desde el lunes, habría confesado supuestamente su paradero · El coche de la víctima habría aparecido en el Puche

Comentarios 2

Pasadas las cuatro de la tarde comenzaba a tomar fuerza la noticia de que Rosa Galera Martos, desaparecida desde el pasado lunes, era encontrada en las cercanías de la planta solar del municipio de Tabernas, semienterrada en una rambla a trescientos metros de la carretera. Media hora después, el alcalde y portavoz de la familia, Rodrigo Sánchez, confirmaba la noticia: "se ha encontrado un cuerpo y al parecer es el de Rosa". Poco después trascendía que el coche de la joven era identificado en el barrio del Puche de la capital almeriense.

A partir de este momento cientos de vecinos comenzaban a congregarse en la plaza del Ayuntamiento de Fines, donde pudieron verse escenas de angustia y llanto, mientras los servicios de asistencia sanitaria, prestaban ayuda a quienes no podían recibir de pie la trágica noticia.

De este modo se confirman los peores presagios, el ex marido Óscar P. F. según información de última hora de la tarde, se habría derrumbado e indicado donde se encontraba el cuerpo de la víctima. Pasadas las 20:00 horas, el equipo médico forense retiraba el cadáver y era trasladado hasta la ciudad de Almería donde se espera que hoy a primera hora se le realice la autopsia.

Los vecinos estaban convencidos de que algo así podía suceder finalmente y aunque existe hermetismo por parte de la Guardia Civil en cuanto a cómo han transcurrido los hechos, en las próximas horas se podrá conocer con exactitud lo que ha pasado, ya que las investigaciones prosiguen en manos de especialistas del cuerpo.

Desde que Rosa desapareciera el pasado lunes cuando se disponía a ir a su trabajo, con el móvil apagado, sin documentación alguna ni dinero, los familiares y amigos de la víctima comenzaron a atar cabos desde un primer momento. Por todos era conocida la conducta del ex marido de Rosa debido a su adicción a las drogas, y aunque en un primer momento, el lunes por la tarde, él mismo se sumó a la búsqueda visiblemente afectado, todos coinciden en que estaba involucrado en la desaparición de su ex pareja. "Rosa nunca ha querido denunciarlo por malos tratos, sobre todo por su hija, pero toda la familia le aconsejó que lo hiciera en reiteradas ocasiones" explicaba el alcalde del municipio, Rodrigo Sánchez, que ha hecho de portavoz de la familia desde el inicio de la investigación. Su padre, reconocía la mañana de ayer, que Óscar P. F. en alguna oportunidad le habría dicho a Rosa que "si me entero que estás con otro te mato".

Pocas horas después de que se denunciara la desaparición de la joven, el martes a primera hora, el ex marido era detenido de forma cautelar, pero personas allegadas a él afirmaban que "si ha hecho algo no hablará, pues es una persona muy fría" aseguraban. El miércoles se llevaba a cabo la retención de un amigo de Óscar P. F., un joven que fue visto la mañana del mismo lunes junto al ex marido en torno a las siete y media de la mañana tomando un café en un bar justo al lado de la vivienda de Rosa, donde residía puerta con puerta con la casa de sus padres. Una testigo del bar ha afirmado que "cuando vio salir a Rosa, salió detrás de ella". De nuevo ese mismo día, el lunes por la noche se les volvió a ver juntos. Es por ello que lo han mantenido retenido con el fin de conseguir que aportara información sobre el paradero de la desaparecida.

Una vez conocida la noticia, el personal de la Guardia Civil dio por acabado el operativo de búsqueda y se fue retirando del Ayuntamiento. Inmediatamente hubo reunión del equipo de gobierno local que ha establecido tres días de luto oficial a partir de hoy. A las 12:00 horas se llevará a cabo una concentración en la plaza del Ayuntamiento, con cinco minutos de silencio en recuerdo de la víctima, que deja una hija de cinco años.

Durante estos días, varias han sido las informaciones aportadas por testigos, que dicen haber visto al ex marido en actitud sospechosa. Además de la propietaria del bar, otra persona asegura haber visto a un joven en las afueras del campo de fútbol golpeando un cristal del vehículo de la víctima y empujarla hacia el asiento del acompañante. En el lugar, quedaron restos de sangre y de cristal que han sido recogidos para su posterior investigación. Otro de los vecinos afirma que "a horas tempranas vio al sospechoso coger una pala, un mono de trabajo y una garrafa de una vieja furgoneta que tenía medio abandonada en el barrio de San Francisco, donde reside". También se aportaba información sobre la herida que tenía en el brazo y que se curó en la localidad de Baza, a casi 50 kilómetros de Fines, otra actitud sospechosa, ya que tenía un centro de salud en Olula del Río.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios