Arenas afirma que sí apoya un pacto educativo para "una reforma profunda"

  • Insiste en blindar la partida a Educación con al menos el 20% de las cuentas de la Junta

Comentarios 1

El presidente del PP-A, Javier Arenas, afirmó ayer que su partido está "abierto a un pacto educativo" en Andalucía, como ha propuesto el presidente andaluz, José Antonio Griñán, "pero para una reforma profunda" que busque "la libertad y la calidad", y "no para que todo siga igual" ni "al servicio de la retórica". En la clausura del foro de consejeros y portavoces de Educación organizado por el PP, Arenas dejó claro que sólo están "abiertos" a la propuesta de Griñán de un Pacto por la Educación con partidos y padres si es "para que se haga lo que se dice, y no lo contrario", y en ningún caso "para que todo siga igual", ni "un pacto al servicio de la retórica", lo que sería "perder el tiempo".

Según el líder del PP-A, éste debería ser "un pacto algo creíble", y así denunció que en el inicio del curso la Junta no permitió a "ninguno" de los 47 diputados populares que entraran en los colegios que oficialmente habían pedido visitar, mientras que el candidato socialista en Sevilla, Juan Espadas, sí pudo hacerlo como invitado. "Es bastante difícil compatibilizar voluntad de pacto con negarle a parlamentarios elegidos por el pueblo que puedan interesare por el problema más importante de Andalucía: la educación", dijo Arenas.

El presidente del PP-A censuró los recortes sociales de 500 millones de euros, centrados en la educación, del Plan de Reequilibrio Financiero de la Junta, "documento secreto" que luego aprobó el Consejo de Política Fiscal y Financiera cuando, según Arenas, "la baja calidad de la educación es hoy un problema de Estado, y sobre todo en Andalucía". Además de abogar por un "debate sincero" que permita adoptar una reforma educativa con medidas "que trasciendan durante muchos años", al ser "lo más importante y lo más urgente" para que prime la "igualdad de oportunidades", el dirigente popular hizo hincapié en que en Andalucía "la baja calidad" del sistema educativo "afecta a los niños y los jóvenes, pero también a los trabajadores y los parados".

En su opinión de Arenas, "el enemigo público número uno" de Andalucía es el fracaso escolar, que alcanza a un 38%. Entre otras carencias del sistema educativo, el líder popular aseguró que Andalucía es la comunidad que "menos invierte por alumno [5.000 euros]", que su ratio de alumnos por profesor está "por encima de la media nacional" o los "problemas de convivencia en las aulas", con 1.520 profesores agredidos en 600 centros desde el curso 2005-2006 hasta el pasado.

"Al final, todo esto tiene que ver con que haya un millón de parados en Andalucía, de los que un 50% tendrán problemas gravísimos para encontrar otro empleo por su baja formación", lamentó Arenas, quien criticó que la educación "sigue siendo para los socialistas un terreno de debate político, pero no una prioridad del Gobierno", pues "niegan los problemas" y, además, utilizan "la estrategia del borrado masivo de parados de las listas oficiales" porque reciban "una acción formativa esporádica".

Por ello, el líder del PP-A ha reiterado su propuesta de un pacto al PSOE para "blindar" los presupuestos de educación dedicando a ellos al menos un 20% de las cuentas de la Junta, además de destinar a esa misma materia "el muchísimo ahorro" que se puede lograr del presupuesto global autonómico con medidas de "austeridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios