Arranca un curso universitario "difícil" marcado por la "asfixia económica"

  • Los rectores andaluces advierten de que la "verdadera reforma" de las universidades se producirá este año "con más Reales Decretos del Gobierno".

Este lunes arranca el curso académico 2012-2013 en las universidades públicas de Andalucía, un curso que se presenta "muy difícil" y que estará marcado, según vienen denunciando los rectores desde hace varios meses, por la "asfixia económica" que sufren los respectivos centros de Educación Superior y también por la subida de las tasas universitarias que, aunque mínima en Andalucía, hará que el crédito de las primeras y segundas matrículas sea de 12,49 para los Grados y de 28,60 para los de Máster y Doctorado, lo que puede suponer una subida media de unos 17 euros por año completo.

Así, y a pesar de que la Junta de Andalucía logró esquivar el pasado mes de junio parte de las imposiciones del Real Decreto-Ley 14/2012 del Gobierno central, lo cierto es que las academias de la región, según ha calificado el rector de la Universidad de Córdoba (UCO) y presidente de la Asociación de Universidades Públicas Andaluzas (AUPA), José Manuel Roldán Nogueras, se enfrentan a un año "duro y complejo" y con "importantes problemas de tesorería" que se traducen en "impagos a proveedores, problemas en los abonos de becas Erasmus, investigación, infraestructuras y equipamientos y en otros aspectos esenciales para nuestro funcionamiento".

Para intentar solventar este aspecto, los consejeros de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, y de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, se reunieron el viernes en Sevilla con los rectores de las diez universidades públicas andaluzas y se comprometieron a crear con carácter "inmediato" un grupo de trabajo que analice "los mecanismos que permitan atenuar las tensiones de tesorería que afectan a las universidades dentro del contexto general de falta de liquidez de la economía española". En ese sentido, la Junta ha vinculado estos problemas de tesorería a la negativa del Gobierno central a dar un anticipo a Andalucía -por lo que ha pedido incluso a las academias su apoyo "en la defensa de una correcta aplicación del modelo de financiación autonómica y en la definición de objetivos de deuda y déficit adecuados y equitativos"- y también los rectores han achacado estos retrasos en los pagos "a la falta de liquidez de la Junta que, a su vez, proviene de la falta de liquidez del Ejecutivo de la Nación". 

Por ello, y pese a reconocer el "esfuerzo" que realiza el Gobierno andaluz en materia universitaria y calificar el encuentro del viernes con los consejeros de "muy cordial", Roldán Nogueras avisa de que, "o se solucionan a corto plazo los problemas más acuciantes derivados de la tesorería, o de continuar con la no completa transferencia de las obligaciones de la Junta en relación con la universidad, entraríamos en situación casi de quiebra". Así las cosas, los rectores "confían plenamente" en la capacidad de Aguayo para poner en marcha "un plan de choque" que garantice los pagos más inmediatos a proveedores. En este aspecto, y con la intención de lanzar un mensaje de tranquilidad a la comunidad universitaria, el rector de la UCO ha aclarado que lo que sí está garantizado en estos momentos "son las nóminas" de los trabajadores, una "prioridad absoluta" para los responsables de las academias. "Aseguraremos en primer lugar las nóminas y todo aquello que tiene que ver con el capítulo de personal y, después, la investigación, los proveedores, los programas de movilidad y las becas", explica Roldán Nogueras no sin recordar que el objetivo principal es el de "que la calidad de la docencia no descienda" en ninguna de las instituciones académicas. 

Con todo, el presidente de AUPA avisa de que "si se analiza el panorama de manera amplia, la verdadera reforma de las universidades vendrá a lo largo de este año con más reales Decretos" del Gobierno de la Nación y que sí que producirá "un vuelco completo de la legislación universitaria y su gobernanza". 

Mismo alumnos, menos matrículas

Sobre la posible y temida bajado del número de alumnos a consecuencia del aumento de las tasas universitarias, el director general de Universidades de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo, ya ha asegurado que la cifra de alumnos en las universidades andaluzas será similar a la del pasado año, unos 250.000 estudiantes. También Roldán Nogueras, y aunque aún no están cerrados los plazos de matriculación, afirma que la sensación existente entre todos los rectores es que "no va a haber cambios excesivos en las matriculaciones". Este posible descenso se produciría, sobre todo, a partir de las terceras matrículas, que es cuando más se encarece el crédito según el RDL del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios