Municipal

El Ayuntamiento ingresa a toda la plantilla sólo 800 euros de nómina

  • Recursos confirma nuevos impagos en una circular remitida al personal: "Para aminorar los efectos del retraso se realiza un primer pago a cuenta" · Cree que podrá transferir el resto en "3 ó 4 días" pero "no da garantías"

Comentarios 85

Máxima tensión e incertidumbre en un nuevo episodio que deja al trasluz la debacle económica municipal. Si a primera hora de ayer se celebraba una concentración masiva a las puertas del Ayuntamiento para protestar contra los recortes salariales a empleados públicos auspiciados por el Gobierno de Zapatero, a la que acudieron unas 700 personas, horas después Recursos confirmaba el run-run de la mañana y reconocía la imposibilidad de afrontar, en tiempo y forma, el pago completo de la nómina de mayo. El estrangulamiento de la tesorería local es brutal y absoluto, y en un comunicado interno, remitido por el área que dirige la delegada socialista Ainhoa Gil, se informaba a la plantilla de que, en principio, el pago del salario del último mes será parcial. "Ante las dificultades económicas, por todos y todas conocidas, y para aminorar los efectos que el retraso del pago puede ocasionar se ha tomado la determinación de realizar un primer pago, a cuenta de la nómina del mes de mayo, de 800 euros a cada a uno de los trabajadores y trabajadoras municipales (empresas municipales incluidas), a excepción de los concejales electos y asesores de grupos políticos, que no los recibirán". De esta manera, entre ayer y hoy el gobierno municipal ha tratado de efectuar un primer ingreso de 800 euros por empleado, independientemente del sueldo mensual que perciba, mientras que el resto se espera transferir en "3 ó 4 días", aunque, según entienden los sindicatos tras las reuniones, "no está garantizado".

De hecho, los delegados de las secciones sindicales en el Ayuntamiento mantuvieron ayer sendos encuentros con la propia Gil y el delegado de Presidencia, Casto Sánchez, para recabar información sobre el estado del pago de las nóminas. Al término de las reuniones, todas las secciones firmaron y remitieron a la plantilla un comunicado para tratar de ofrecer información puntual a los trabajadores sobre el abono de sus sueldos aunque, lejos de despejar las dudas, la inquietud fue en aumento, ya que el segundo pago estará condicionado, según trasladaron a este periódico representantes sindicales, al ingreso "de uno a dos millones de euros que el Ayuntamiento espera recibir en los próximos días".

En el comunicado rubricado en bloque por CGT, CCOO, SIP, UGT, CTP, CSIF y ATMJ se expresaba que en el encuentro mantenido en la sede de Caballeros, "la señora Gil manifestó que entre hoy y mañana -ayer y hoy, para el lector- se tiene previsto abonar aproximadamente 800 euros a cada empleado (empresas municipales incluidas) en concepto de pago parcial de nómina". "Del mismo modo -prosigue la circular-, nos comunica que se prevé realizar un segundo pago parcial de la nómina de mayo en el plazo de tres o cuatro días, condicionado a un cobro de cuantía importante, sin que con ello quede garantizado el cobro completo de la totalidad de las nóminas".

Sea como fuere, la decisión de abonar 800 euros de la nómina a la totalidad de la plantilla no ha sentado nada bien a los empleados del Consistorio -más de 600 son literalmente 'mileuristas'-, pues "hasta ahora pagaban primero a quienes cobramos por debajo de 1.500 y 2.000 euros, pero ahora han decidido pagar a todos 800 euros; entiendo que el que gana 5.000 euros al mes no tiene problema pero a mí me dejan sin un euro porque tengo que pagar ya la hipoteca", se quejaba ayer un empleado de Infraestructuras. Era la tónica general. Muy pocos entendían este cambio de rumbo.

Al mismo tiempo, el escrito remitido por las secciones sindicales explica que Gil fue cuestionada por "las perspectivas que, en un futuro inmediato, mantiene sobre la economía municipal de cara a garantizar el pago de las retribuciones", derivándola ésta al delegado de Presidencia. Acto seguido, los sindicalistas acudieron a Casto Sánchez para tratar de obtener información "sobre las medidas que el gobierno municipal tiene pensado adoptar para corregir la gravísima situación económica por la que atraviesa el Ayuntamiento de Jerez, comprometiéndose éste a trasladar ese requerimiento a la alcaldesa y al resto del gobierno municipal para hacernos llegar sus posicionamientos en breve plazo". "Sin perjuicio de ello y de las actuaciones que cada sección sindical decida promover en su caso, mantendremos puntualmente informados a todos los empleados y empleadas sobre las posibles medidas conjuntas a adoptar en defensa de nuestros derechos", concluye el comunicado que recibió a mediodía de ayer la totalidad de la plantilla.

Por lo demás, y pese al anuncio efectuado públicamente por la alcaldesa un día antes, el gobierno municipal mantuvo ayer mutismo absoluto sobre cómo piensa aplicar en el Ayuntamiento el 'tijeretazo' del Gobierno para reducir el déficit público ante Europa. Si ayuntamientos como el de Sevilla aprobaron en un pleno extraordinario celebrado anteayer que el recorte salarial se mueva "entre el 0,06% y el 10,55% para 5.459 empleados municipales", el gobierno municipal de la quinta ciudad andaluza sigue sin dejar claro la horquilla de una reducción obligatoria y que, además, piensa ampliar para tratar de equilibrar las cuentas. Como se recordará, la propia regidora socialista llegó a anunciar que "a partir de que veamos qué magnitud tiene la aplicación del decreto, veremos cómo seguimos actuando hasta completar las necesidades que tenemos de rebajar capítulo 1". "No será medidas traumáticas, llegaremos a un acuerdo razonable", avanzó entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios