'caso ruth y josé'

Bretón insiste en su versión inicial pese a la rotundidad de los informes

  • Sánchez de Puerta asegura que su cliente "no va a cambiar ni una sola coma de sus declaraciones" y que, por lo tanto, "no van a salir de su boca las confesiones de hechos que no ha cometido jamás"

Comentarios 25

La existencia de cuatro informes que avalan la presencia de restos óseos de dos niños en la hoguera de Las Quemadillas no ha provocado ningún cambio en la actitud de José Bretón. Su abogado, José María Sánchez de Puerta, informó ayer de que su cliente mantiene su inocencia y, por lo tanto, que perdió a los niños a causa de un despiste el pasado 8 de octubre mientras paseaba con ellos en el parque Cruz Conde.

El letrado comunicó ayer a su defendido el auto judicial por el que se le imputan los dos delitos de asesinato y le trasladó los últimos informes de la investigación que aseguran que los huesos hallados en la hoguera son humanos. Pero, todos estos cambios en la investigación no han provocado ningún cambio en Bretón que, tal y como aseguró su letrado, se mantiene firme en su versión de que es inocente. "No va a cambiar ni una sola coma sus declaraciones y por tanto no van a salir de su boca confesiones de hechos que no ha cometido jamás", señaló el letrado tras su salida de prisión, en torno a las 10:30.

Con estas palabras el letrado dejó claro que José Bretón defenderá su inocencia el próximo miércoles en su cuarta declaración ante el juez instructor del caso. En este sentido, Sánchez de Puerta le ha pedido a Bretón que "estudie bien" todos los informes que avalan la existencia de restos óseos de dos niños en la hoguera que él hizo el pasado 8 de octubre en la parcela de sus padres. No obstante, incidió en que Bretón mantiene una actitud "totalmente idéntica desde el primer momento" en el que desaparecieron sus hijos, aunque reconoció que está intentando hacerle ver "las contradicciones que pueden existir" entre sus declaraciones y la investigación.

El letrado, que ayer impidió a los medios de comunicación que le formularan cualquier pregunta con cierto enfado, se encuentra en estos momentos replanteando su línea de defensa, tras el nuevo auto de imputación del juez basado en los informes que concluyen que los huesos hallados coinciden con los de dos niños de 2 y 6 años, las edades de los pequeños Ruth y José. El letrado ya anunció que tiene previsto solicitar un informe psiquiátrico de Bretón, una vez que el magistrado levante la totalidad del secreto de sumario. Pero, la actitud férrea del padre de los menores de mantener su inocencia pese a la rotundidad de los informes, puede ser una gran traba para el nuevo planteamiento de Sánchez de Puerta.

La declaración ante el juez tendrá lugar el miércoles a partir de las 14:30. Rodríguez Lainz le comunicará de formal a José Bretón su nueva imputación por dos delitos de asesinato con alevosía y la agravante de parentesco. Según el último auto, Bretón llegó a la finca de Las Quemadillas con sus dos hijos pasadas las 14:00 del pasado 8 de octubre. Pocos minutos más tarde los mató sin que se sepa aún cómo y preparó "una pira sobre un fondo de leña de olivo" y colocó "los cuerpos de los dos menores" sobre ella. El juez considera que Bretón cubrió a sus hijos con una "sábana o cortina" y utilizó combustible para que la hoguera alcanzara una alta temperatura. Sobre la pira, según el juez, Bretón puso una mesa metálica para construir una especie de horno que permitiría, además de aumentar el calor, evitar que los vecinos de las parcelas aledañas viesen la columna de humo y descubriesen así lo que estaba haciendo.

Rodríguez Lainz finalmente entiende que como Bretón pensaba que su coartada le saldría bien, tendría la posibilidad posteriormente de "pasarse por la parcela" para "recoger las cenizas" entre las que se encontraron los restos óseos.

A pesar de la rotundidad del nuevo auto del juez, Bretón, tal y como confirmó ayer su letrado, tiene previsto mantener su versión inicial. Así, todo apunta a que el padre de los menores relatará una vez más que el pasado 8 de octubre acudió junto a Ruth y José a la finca de sus padre a la hora del almuerzo. Una vez allí, los pequeños se quedaron dormidos en el interior de su vehículo, situación que, según Bretón, aprovechó para hacer una hoguera donde quemar las pertenencias que aún guardaba de su exmujer, Ruth Ortiz, en la finca. Tras ello, Bretón siempre ha mantenido que se dirigió con los dos pequeños hasta el Parque Cruz Conde, a donde llegó pasadas las 18:00. Una vez allí, dio un paseo con sus dos hijos, perdiéndolos de vista a causa de un "despiste". No obstante, esta versión de Bretón se queda completamente desmantelada con el nuevo auto del juez basado en cuatro informes elaborados por forenses de reconocido prestigio.

El primer informe que confirmó que los huesos eran humanos lo redactó Francisco Etxeberria, diez meses después de que se iniciara la investigación para dar con el paradero de Ruth y José. El forense vasco analizó, a petición de la acusación particular, los restos que los investigadores encontraron en la hoguera entre el 10 y el 11 de octubre. El estudio determinó que aquellos huesos pertenecían a "seres humanos inmaduros" y no a «pequeños animales", como estimó el 11 de noviembre la perito de la Policía Científica que descartó que hubiera allí "huesos procedentes de restos humanos".

La conclusión de Etxeberria también la corroboró José María Bermúdez de Castro, uno de los mejores expertos del mundo en antropología dental y que ha trabajado en los yacimientos de Atapuerca. Aunque la confirmación definitiva de que los huesos eran humanos se produjo una vez que el juez recibió el informe realizado por el Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses, que sin ninguna duda, asegura que se trata de restos óseos que pertenecen a humanos, concretamente, a niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios