La CEMR finaliza con la aprobación de la 'Declaración de Cádiz'

  • El Palacio de Congresos acogió la clausura de la XXV Asamblea de Municipios y Regiones de Europa con un texto que se espera sirva de guía en el camino futuro de Europa

Este viernes se ha puesto punto y final en Cádiz a la XXV Asamblea del CEMR. Tres días en los que alcaldes, dirigentes, cargos electos y representantes de gobiernos locales europeos han podido hacer propuestas, analizar y debatir los retos institucionales que desde este momento se le presentan a Europa, tanto desde el punto de vista de políticas comunes como de defensa de la estabilidad económica y cohesión social. Tres días de debates que han estado marcado principalmente por la crisis, tanto económica, social y moral, por la que atraviesa Europa.

El texto de la declaración recoge en esencia la propuesta de un nuevo enfoque de desarrollo europeo que se apoye en los territorios capaces de crear las condiciones para un nuevo crecimiento, más sostenible y capaz de crear empleo. El concepto se ha debatido durante estos días bajo el término 'Europa en 3 dimensiones', siendo estas tres dimensiones la descentralización, el desarrollo y la democracia.

La descentralización se ha mostrado como un factor clave en la medida en que es importante que los ciudadanos participen directamente de las decisiones que más les afectan. En este sentido, "la crisis económica y financiera, que está afectando a muchos territorios europeos, tiene consecuencias directas en los gobiernos locales y regionales, a los que los ciudadanos demandan directamente ayuda".

Por otro lado, la declaración también recoge la importancia de que los responsables institucionales "pongan en marcha acciones concertadas con el fin de poner en marcha políticas territoriales que favorezcan la innovación y la investigación", una innovación e investigación que podría ayudar a solucionar problemas como el desempleo, el cambio demográfico y climático, la diversidad social, ...

Por último la democracia. Según los firmantes de la declaración, "Europa ha llegado a un punto de inflexión: la crisis financiera es también una crisis política que debe llevar a Europa a replantearse cómo conseguir el objetivo de garantizar una vida próspera y sostenible para los europeos".

La Asamblea de Cádiz ha presentado, como una de sus principales novedades, la participación, por primera vez, de Iberoamérica. Se ha contado con presencia de delegados iberoamericanos que han participado de forma activa en la programación oficial con una sesión específica dedicada a analizar los vínculos entre Europa y Latinoamérica, en consideración a la celebración durante 2012 del Bicentenario de la Primera Constitución Española promulgada en Cádiz. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios