Cae una banda de atracadores que iba a robar un furgón blindado en Fuengirola

  • El líder de la banda captaba a ladrones potenciales en distintas partes del país

Comentarios 1

Cada uno de los miembros tenía un rol definido en la banda: el líder trazaba el plan, su lugarteniente se encargaba de la infraestructura, un tercero robaba los vehículos con los que huir, otro era el que empleaba la violencia y dos chicas realizaban tareas de información. Su objetivo eran las joyerías de la capital pero pretendían dar el salto a la primera división de los delincuentes: robar un furgón blindado en Fuengirola. Pero la Policía Nacional echó por tierra sus planes. Una banda de atracadores muy violenta, compuesta por cinco argentinos y un paraguayo y paraguaya, ha sido desarticulada por el citado cuerpo en la capital cuando tenían planeado asaltar un transporte de dinero.

Según informó la dirección General de la Policía y la Guardia Civil, el grupo, liderado por J. F. G., alias Joe, estaba muy jerarquizado. En los días previos al atraco vigilaban a los posibles objetivos, analizaban el comportamiento de los propietarios, empleados y clientes, los horarios y vías de escape.

Las investigaciones se iniciaron en septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento del asentamiento en la capital de la banda.

Una vez localizada, se estableció un dispositivo policial en el que participó el Grupo Operativo Especial de Seguridad (Goes) y tras el arresto de los seis integrantes -cinco argentinos y un paraguayo-, se registraron dos domicilios que permitieron la incautación de diversas joyas, relojes, una réplica de escopeta y otros efectos.

En cuanto al reparto de las funciones, el grupo tenía su propia estructura y jerarquía. El cabecilla de la organización reclutaba a los atracadores en todo el territorio nacional y su lugarteniente, conocido como Facundo, se encargaba de la infraestructura necesaria para acogerlos en Málaga.

Una de las dos mujeres arrestadas recogía información que resultara útil a sus fines delictivos los días previos al golpe y la red, tras haber inspeccionado las joyerías, su distribución, horarios y posibles escapes, perpetraban el atraco con armas de fuego con las que intimidaban a los dependientes.

Para huir contaban con motocicletas de gran cilindrada y utilizaban después coches alquilados con documentación falsa, mientras que en cada golpe tenían previsto un piso franco diferente, donde se repartían el dinero o preparaban las joyas para enviarlas de inmediato a países sudamericanos.

Los cuatro varones detenidos han ingresado ya en prisión.

Las citadas fuentes señalaron que el grupo había recopilado información para asaltar un furgón blindado en Fuengirola. Previamente habían robado dos joyerías en la capital, una en la Avenida de la luz, y habían realizado un cogotazo en Torremolinos.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 19 y los 36 años y la investigación ha corrido a cargo de la Udev de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios