Cae una banda autora de cerca de 40 atracos a bancos y polígonos industriales

  • La operación de la Guardia Civil ha permitido esclarecer cerca de 40 robos cometidos en las provincias de Murcia, Alicante, Valencia, Albacete, Granada, Huelva, Sevilla, Salamanca, Burgos, Palencia y Soria.

La Guardia Civil ha detenido a diez personas, seis españolas y cuatro albano-kosovares, integrantes de una banda que había cometido cerca de 40 robos en entidades bancarias y polígonos industriales de Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Durante los asaltos, la integrantes de la banda vestían ropa oscura, pasamontañas y guantes y utilizaban linternas y transmisores portátiles para estar comunicados con otros miembros de la banda que, desde el exterior, realizaban labores de contra-vigilancia para alertar sobre una posible presencia policial.

Para cometer los robos, vigilaban las entidades bancarias o empresas seleccionadas, elegían el día y, aprovechando la madrugada, accedían a los locales utilizando instrumental y herramientas profesionales.

Dependiendo del número de integrantes del grupo que fuese a actuar o del volumen del botín que esperaban obtener, utilizaban un número variable de vehículos previamente sustraídos o alquilados con documentación falsa.

El dinero o la mercancía robada se hacía desaparecer por medio de receptadores o era enviada rápidamente a países del este de Europa.

Durante la operación "Infante", el Grupo de Delincuencia Organizada de la Guardia Civil ha practicado seis registros domiciliarios donde ha intervenido gran cantidad de objetos empleados para la comisión de los robos, así como una parte de la mercancía robada.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de abril, a raíz de un robo cometido en una entidad bancaria de la localidad de Villaquirán de los Infantes (Burgos), donde consiguieron un botín de 50.000 euros.

Los componentes de esta organización, liderada por un ciudadano albano-kosovar con un amplio historial delictivo, tenían su residencia en Murcia y Alicante, aunque se desplazaban a otras provincias para cometer los asaltos.

La banda adoptaba numerosas medidas de seguridad, como el cambio frecuente de "pisos de seguridad".

Días antes de las detenciones, el grupo se desplazó desde Murcia y Alicante a una localidad de la provincia de Toledo donde permanecieron por unos días.

Posteriormente algunos de ellos se reunieron en Barcelona, lugar en el que han sido detenidos.

La operación de la Guardia Civil ha permitido esclarecer cerca de 40 robos cometidos en las provincias de Murcia, Alicante, Valencia, Albacete, Granada, Huelva, Sevilla, Salamanca, Burgos, Palencia y Soria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios