La Vega de Sevilla

Cae una banda especializada en robar en viviendas ocupadas por ancianos

  • Los catorce detenidos llegaban a golpearlos brutalmente para que les facilitasen los objetos de valor.

Comentarios 8

La Guardia Civil ha detenido a trece personas e imputado a otra, miembros de una banda "muy violenta" que robaba viviendas ocupadas por ancianos en la comarca de La Vega de Sevilla, a quienes golpeaban brutalmente antes de robar, según ha informado el cuerpo armado.

Las actuaciones de la organización comenzaron a conocerse a principios de este año cuando se produjeron varios robos en viviendas apartadas, en la demarcación de San José de la Rinconada, con sus moradores dentro, según informa en un comunicado.

El denominador común de los hechos delictivos era que las víctimas eran personas mayores, se encontraban en su domicilio y los delincuentes usaron la violencia de manera gratuita.

A una de las víctimas, después de amenazarle, le sustrajeron una bolsa con 400.000 euros, a otra, octogenaria, le golpearon y consiguieron arrebatarle 2.000 euros, mientras que a otro anciano le amenazaron con cortarle los dedos si no les entregaba el dinero.

Ante la gravedad de los hechos y la alarma creada, la Guardia Civil inició la denominada "Operación Yeguero", de cuyo operativo se hizo cargo el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rinconada, que comprobó cómo durante la investigación ocurrieron dos delitos de similares características.

Las víctimas masculinas fueron golpeadas duramente: uno de ellos un matrimonio octogenario en la Rinconada y otro un matrimonio mayor, propietarios de una joyería, y aunque el robo fue abortado por la rápida respuesta de la Guardia Civil y Policía Local de la Rinconada, los delincuentes lograron huir.

Tras "exhaustivas" inspecciones oculares y las declaraciones de los testigos, se conoció que la organización, aunque aparentemente anárquica en sus actuaciones, estaba dirigida por dos cabecillas y estaba muy bien estructurada, con varias ramas.

Los delincuentes controlaban y vigilaban a las futuras víctimas, buscaban personas mayores de elevado poder adquisitivo y con pocas medidas de seguridad en su domicilio y además se encargaban de la vigilancia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Por otra parte, la organización se ocupaba también de la receptación, vendiendo objetos y las joyas procedentes de los robos, y la "rama dura" entraba en las viviendas con absoluto desprecio a sus moradores, se hacían pasar por policías en un primer momento, para acceder a las viviendas, según las fuentes.

Fruto de la investigación, se conoció que estaban controlando una vivienda en la localidad de Cantillana, por lo que se centraron las pesquisas en conocer a las futuras víctimas.

Una vez que existía la certeza de quiénes podían ser las posibles víctimas, se preparó un dispositivo especial para detener a los miembros de la organización.

Después de tres días vigilando la casa, varios encapuchados, que portaban bridas, defensas eléctricas y guantes, intentaron entrar con pasamontañas en la vivienda, momento en el que fueron detenidos, mientras que los que realizaban labores de vigilancia, pudieron huir en coche, pero fueron detenidos días después.

Finalmente, la Guardia Civil ha conseguido detener a 13 personas e imputar a otra, por cinco delitos consumados de robo con violencia e intimidación y detención ilegal; dos delitos de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa; por falsedad documental; dos delitos de tenencia ilícita de armas; y dos delitos de atentado contra Agentes de la Autoridad.

Además, al grupo se le ha intervenido una pistola de calibre 6,35 municionada; 8.000 euros en metálicos; joyas por valor de 70.000 euros; material electrónico; tres vehículos; y material para forzar puertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios