Cargos socialistas malagueños exigen un debate tras el 22-M

  • Un grupo de 50 dirigentes y militantes se dan cita en Álora para analizar los resultados electorales y reclamar al partido una reflexión "profunda y rápida"

Comentarios 1

El presidente en funciones de Diputación de Málaga, Salvador Pendón, reunió ayer en Álora a medio centenar de cargos y militantes socialistas en lo que constituye el primer aviso a la dirección actual del partido que encabeza Miguel Ángel Heredia de la existencia de un sector crítico que discute su gestión tras el 22-M.

Buena parte de los asistentes fueron afines al propio Pendón, curiosamente el dirigente socialista que fue determinante para que Heredia alcanzara el poder en el último congreso provincial hace casi cuatro años. Pero también estuvieron presentes el ex rector José María Martín Delgado, candidato in pectore a la Alcaldía de Málaga hasta que a última hora Heredia apostó por María Gámez, el ex presidente de la gestora de Marbella, Diego Martín Reyes o el que fuera número 2 del PSOE malagueño, el abogado José Aurelio Román, que dimitiera hace una década de la dirección del partido tras vivir un convulso periodo con la entonces secretaria provincial, Marisa Bustinduy y que en el último cónclave integrara el grupo de Alternativa Socialista que perdió ante Heredia.

Durante cinco horas, en el restaurante Los Caballos de Álora, donde hace 16 años nació el movimiento renovador del PSOE que acabó luego con la hegemonía del sector guerrista en Málaga, los críticos debatieron la situación actual. Una amalgama de intervenciones, desde los que exigieron la dimisión de la actual dirección provincial, hasta los que advirtieron que no se podía trasladar a los ciudadanos que allí estaban unos dirigentes que ahora reaccionaban porque iban a perder sus cargos, en referencia a los tres ex presidentes de Diputación, el citado Pendón, Juan Fraile y José María Ruiz Povedano. Allí estaban también siete alcaldes, como el de Villanueva del Trabuco, Pizarra, Almogía, Álora, Torrox o Cuevas Bajas, o el alcaldable dimitido de Alhaurín el Grande, pero también ex ediles de Málaga y ex parlamentarios.

El actual secretario de la Ejecutiva municipal de Málaga, Diego Martín Reyes, hizo de portavoz y aseguró que el motivo de la reunión era "hacer un análisis de los resultados y de las causas que han llevado a esa pérdida de votos". Según Martín Reyes, "no estamos contentos cuando se pone de manifiesto que la causa del resultado es la crisis. La crisis es un elemento importantísimo, pero la gestión de la crisis y algunas otras actuaciones no han sido acertadas o no han sido bien entendidas y eso es lo que hay que analizar críticamente", señaló Martín Reyes, que resaltó que el PSOE "ha sufrido un duro golpe pero no está K.O." y resaltó sin embargo su apoyo a la dirección del partido.

Los asistentes aprobaron entregar un escrito a la Ejecutiva provincial con la petición de que promuevan un periodo de análisis. Aseguran que la conferencia política puede ser una opción para esa reflexión, que debe ser "profunda y rápida". No obstante, "esperar al fin del verano es esperar mucho", dijo Martín Reyes en referencia a la conferencia política anunciada por el secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, para otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios