Andalucía

Chaves asegura que la Junta no puede obligar a las cajas a normalizar el crédito

  • Valderas cree que la Junta debería intervenir en el sistema financiero y pide al presidente de la Junta que "cambie lo que tenga que cambiar".

Comentarios 30

El presidente andaluz, Manuel Chaves, ha asegurado que la Junta, al igual que el resto de gobiernos democráticos, "no tiene ningún instrumento coercitivo" que obligue a los bancos y las cajas a normalizar el flujo de crédito, mientras que IU le ha pedido que "cambie lo que tenga que cambiar".

En la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz, Chaves ha asegurado que lo único que puede hacer el Ejecutivo regional es trabajar conjuntamente con las cajas andaluzas para que el crédito termine llegando a las familias y a las pymes.

"En el ámbito de mis competencias haré todo lo necesario para que las cajas funcionen con solvencia y normalicen el crédito", ha dicho Chaves, quien ha asegurado que una mayor intervención en el sistema financiero andaluz sería "anticonstitucional".

De este modo, Chaves ha defendido la reunión que mantuvo hace unos días con los cinco presidentes de las cajas andaluzas y ha destacado sus positivos resultados, que se han traducido en la creación de un grupo de trabajo entre la Junta y las entidades para analizar y favorecer la concesión de créditos y préstamos.

Ha reconocido que los bancos y cajas utilizan criterios "restrictivos" para conceder créditos, algo que hay que "revisar" y "modificar" con medidas como las que están poniendo en marcha el resto de gobiernos, como son el impulso de la liquidez para evitar el colapso del sistema y ofrecer garantías a los ahorradores.

Sin embargo, estas inyecciones de liquidez al sistema financiero ha sido criticado por el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, quien ha asegurado que este dinero termina en las arcas de los bancos y las cajas y no llega nunca a las familias, pymes y autónomos.

De este modo, Valderas cree que la Junta debería intervenir en el sistema financiero ya que, si destina grandes sumas de dinero a las cajas y los bancos, debería tener la potestad de intervenir y decidir el destino de esas cantidades. "Si el Estado tiene que avalar, que sea el Estado quien impulse y oriente los créditos", ha dicho el líder andaluz de IU, a quien no le ha convencido la afirmación de Chaves de que no puede obligar al sistema financiero andaluz a normalizar el crédito.

De hecho, Valderas ha asegurado que el artículo 162 del Estatuto de Autonomía, que hace referencia al sector financiero, podría ser una vía para un mayor intervencionismo en las cajas de las comunidad. "Cambie lo que tenga que cambiar", ha espetado el líder de IULV-CA, quien ha echado en cara al presidente que no está haciendo nada para invertir la actual situación. Incluso le ha llegado a decir que es él quien "pone y quita" a los presidentes de las cajas, por lo que ha considerado que es el principal responsable de que la situación "esté como esté".

Chaves, molesto por esta acusación, le ha replicado que son las asambleas y los consejos de administración los que eligen a los presidentes de las entidades, y en estos órganos están representados todos los sectores y partidos de la comunidad.

Sobre una mayor intervención en las cajas, Chaves ha asegurado a Valderas que una banca pública no estaría al margen de la crisis y padecería los mismos problemas que la privada, al tiempo que ha rechazado la petición de IU de crear un Instituto de Crédito Oficial Andaluz, porque con el nacional es suficiente.

Finalmente, el presidente andaluz ha destacado los "avances" obtenidos en la reunión que mantuvo con los presidentes de las cinco cajas andaluzas y así ha recordado que la Junta generará la operatividad de líneas de avales por valor de 15.000 millones de euros para financiar a pymes y adquisiciones de VPO emitidos como fondos de titulación de activos. Además, garantizará, con 600 millones de euros, préstamos a empresas viables que atraviesan dificultades.

Las cajas, por su parte, se comprometieron, según ha explicado Chaves, a utilizar las líneas de crédito del ICO -por valor de 32.000 millones de euros para toda España- y a impulsar nuevas líneas de crédito propias, como la anunciada por Cajasol, por valor de 4.500 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios