Condenan al SAS por el retraso en el diagnóstico de una infección de hombro

  • La paciente denuncia que dicha negligencia le ha provocado "importantes secuelas".

Comentarios 2

El Juzgado de Primera Instancia número 14 de Sevilla ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por el retraso de 2 años en el diagnóstico de una infección en una paciente que le ha provocado "importantes secuelas" en un hombro.

Según recoge la resolución facilitada por la asociación el Defensor del Paciente, que ha llevado la defensa de la paciente, la sentencia estima parcialmente la demanda interpuesta por B.L.M., por el retraso de diagnóstico que sufrió, si bien deja para una posterior resolución la cuantía indemnizatoria. 

En concreto, los hechos se remontan a octubre de 2004 cuando, la paciente, de 34 años en la actualidad, sufrió un accidente de moto resultando con fractura de costales de tercera y cuarta y luxación de cabeza humeral izquierda. Tras ser tratada quirúrgicamente del hombro en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, se le colocó una prótesis parcial de hombro izquierdo y prescribiéndole rehabilitación

Ya en enero de 2005, comenzó a presentar dolor en el hombro y en mayo, al no mejorar la movilidad y continuar con los dolores, le hicieron un estudio radiológico y le pautaron un tratamiento con miorrelajante, reposo y control por traumatología En octubre, un año después de la intervención, continúa con la misma sintomatología, por lo que derivan a la Clínica del Dolor.

Tras más tratamiento en septiembre de 2006, en febrero de 2008 la afectada decidió ir por su propia cuenta al la Unidad de Hombro del Hospital Reina Sofía de Córdoba, al seguir con la misma sintomatología y malestar general. Allí le realizaron una gammagrafía ósea del hombro que resultó negativa, pero, no obstante, el médico que la trató decidió retirarle la prótesis, realizar un cultivo del exudado y tratamiento con antibióticos.

Ya en agosto de 2008, fue intervenida en el Hospital Reina Sofía y tras realizarle el cultivo éste dio positivo a staphylococus epidermis. Continuó con tratamiento antibiótico y en diciembre de 2008 le implantaron una nueva prótesis y la continuación del tratamiento antibiótico durante tres meses más.

Finalmente, en Marzo de 2009, continuó con una febrícula diaria y con limitaciones de movimientos en el hombro, que ya no eran dolorosos, pero que le impiden realizar una vida normal.

Por todo ello, la Sentencia concluye que "existió una deficiencia asistencial en el tratamiento dispensado a B.L.A., al no diagnosticarse a su debido tiempo la infección secundaria a la artroplastia del hombro realizada pese a tratarse de una de las complicaciones más relevantes en este tipo de cirugía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios