El Consistorio de Almería veta el uso de Facebook a los funcionarios

  • Otra de las medidas del Ayuntamiento es un control digital sobre entradas y salidas

El auge de las redes sociales ha provocado que cada vez sean más las empresas las que opten por imponer restricciones a sus trabajadores a la hora de hacer uso de Internet. El Ayuntamiento de Almería se ha subido a este carro y ha optado por vetar el acceso a Facebook a los funcionarios, que tampoco pueden visitar páginas de contenido pornográfico o bajarse películas y música.

La medida, aplicada desde comienzos de verano, está justificado en criterios de eficiencia y forma parte de los servicios de telecomunicaciones contratados por la Concejalía de Hacienda. Su responsable, Pablo Venzal, incide en el aspecto de servicio público de toda administración para justificar las limitaciones impuestas. "Nosotros, funcionarios y políticos, somos servidores del ciudadano. Son ellos los que nos pagan y no podemos permitir que se pierda el tiempo".

Son numerosos los estudios que, durante el último año, se han realizado acerca de las bonanzas y desventajas que para cualquier empresa puede acarrear la utilización libre de Internet. Un trabajador emplea un promedio de 40 minutos diarios de su jornada laboral -esto es, el 8,33% de su tiempo en la oficina- en atender las redes sociales, como Facebook o Twitter, lo que supone derrochar unos 1.790 euros al año por trabajador, teniendo en cuenta que el salario medio en España es de 21.500 euros brutos al año.

Otra de las medidas aplicadas por el Ayuntamiento de la capital es un sistema digital que controla las entradas y salidas de sus trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios