Desarticulada una red de proveedores de anabolizantes que operaba en Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba

  • La Policía Nacional ha detenido a 9 personas a las que se les han intervenido más de 3.000 dosis de sustancias que eran distribuidas en gimnasios.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a nueve personas, seis de ellas en Sevilla -de las que una es menor de edad-, dos en Almería y una novena en Castellón de la Plana, todas con antecedentes, como supuestos miembros de una red de proveedores de anabolizantes que operaba en distintas provincias españolas, entre ellas, Huelva, Cádiz, Córdoba y Sevilla, donde además han sido incautadas más de 3.000 dosis de esas sustancias.

Según ha informado la Policía en una nota, los seis detenidos en Sevilla supuestamente distribuían los anabolizantes entre gimnasios de la capital hispalense y atendían los pedidos realizados principalmente en esa zona, así como en Huelva, Cádiz y Córdoba, aunque también atendían a clientes de otras provincias españolas.

Estos arrestos se han producido después de que la Policía lograse localizar a los supuestos autores de unos anuncios difundidos en páginas de Internet dirigidas a deportistas en los que se ofertaban esteroides y hormonas del crecimiento, entre otros productos para aumentar el rendimiento deportivo. Se trataba de productos "ilegales" que supuestamente eran adquiridos en el mercado negro de países extranjeros, por lo que no contaban con las garantías sanitarias establecidas por la legislación española, y además muchos de ellos estaban "alterados", de forma que eran "copias" de otros productos ilegales "muy conocidos" en el mundo deportivo, lo que, según la Policía, potenciaba sus efectos nocivos para la salud y llegó a provocar que "muchos" consumidores sufrieran "efectos secundarios" por los que precisaron de asistencia médica.

Además, dichos productos no contaban con prescripción facultativa y tanto su toma como las dosis eran desconocidas para los consumidores, que se fiaban de las recomendaciones que los suministradores de estas sustancias -que, según ha concluido la investigación, han llegado a ganar hasta más de 6.000 euros al mes gracias a esta actividad-, les significaban.

De esta manera, los potenciales clientes de esta red desarticulada presuntamente se ponían en contacto con los ahora arrestados a través de correo electrónico para realizar los pedidos, de forma que, posteriormente, algún miembro de la organización se desplazaba al domicilio del interesado o incluso contrataban un servicio de mensajería. Tras llevar a cabo los registros domiciliarios correspondientes en el marco de esta actuación, los agentes de la Policía se han incautado de 3.000 dosis de anabolizantes -entre ellos, esteroides y hormonas del crecimiento-, varias cuentas bancarias, resguardos y anotaciones sobre las ganancias obtenidas, así como diversos ordenadores y dinero en efectivo.

Según ha recordado la Policía, ésta es la segunda operación contra el tráfico de anabolizantes realizada en un intervalo de tiempo de apenas 15 días, cuando se intervinieron más de 100.000 dosis de anabolizantes y se detuvo a un matrimonio que supuestamente se dedicaba a la venta de estas sustancias en gimnasios y centros deportivos. Ambas operaciones policiales han permitido la mayor incautación de estas sustancias realizada en la ciudad de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios