Detectan contaminación junto a las casas de una urbanización de Huelva

  • El terreno urbanizado, Nuevo Corrales, forma parte del término municipal de Aljaraque · La proporción de metales pesados en el suelo supera la permitida

Comentarios 3

Los análisis encargados por vecinos de la zona de Nuevo Corrales (en la localidad de Aljaraque, Huelva) a los Servicios Centrales de Investigación de la Universidad de Huelva constatan que la contaminación por metales pesados detectada en su día por la Consejería de Medio Ambiente en esa zona se extiende más allá de la zona acotada y analizada por la Junta en 2007, en el contexto de dos planes parciales urbanísticos (PPR9 y PPR12), hasta alcanzar los límites de una urbanización ya edificada. Los análisis, encargados por familias que han adquirido viviendas en el lugar, dan fe de la intensa contaminación, consecuencia de pasados usos industriales (procesamiento y machaqueo de piritas), no sólo en la zona analizada por la Administración autonómica, sino en terrenos en los que ya se han construido viviendas y están proyectadas más, ya que por allí transitaban el ferrocarril y el camino del producto mineral, explotado por la compañía Tharsis.

Los resultados de las pruebas practicadas indican que que los niveles de plomo de las muestras recogidas en el camino (que atraviesa la urbanización El Recreo) están 92 veces por encima de los niveles establecidos y 20 veces los de cobre. El arsénico supera el valor de referencia 37 veces en el camino y 47 en la vía férrea.

"La contaminación no entiende de planes parciales", dice el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Aljaraque, Rafael Sánchez Rufo (IU), que deja en manos de la Junta que se sometan a análisis más zonas de los planes residenciales 9 y 12 de Nuevo Corrales. "No me voy a meter en el trabajo que hace la Junta", señaló el concejal, que considera que el ámbito de actuación "es único" y no se pueden diferenciar parcelas que están ubicadas en la misma zona, donde se desarrolló durante décadas la actividad minera. Sánchez Rufo es partidario de que "se estudie lo que se tenga que estudiar" y se diseñe y lleve a cabo un plan de descontaminación en la totalidad de las parcelas en las que haga falta, de forma que los vecinos tengan "condiciones de seguridad".

El responsable de Urbanismo de Aljaraque afirma que el problema en los planes residenciales 9 y 12 son una herencia de la anterior Corporación (en manos del PP), que aprobó la licencia de obras. Sánchez Rufo indicó que en el nuevo mandato, el Ayuntamiento (gobernado por PSOE e IU) "no ha dictado ni un solo acto administrativo ni ha dado un papel" a las promotoras. "No habrá licencia de primera ocupación en tanto los suelos estén limpios". En cuanto al caso concreto de la urbanización ya construida, indicó que las anotaciones en el Registro de la Propiedad corresponden a la Junta de Compensación, de la que es mayoritaria la promotora Nuevo Quinto, al tiempo que manifestó que los vecinos "están en su derecho" de que se resuelva el problema.

122

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios