Detenido en Medina Sidonia por provocar un incendio en el que murieron su padre y su hermana

  • La Guardia Civil arresta a un hombre como sospechoso de causar el fuego en una casa en la que dormían un hombre de 75 años y su hija, de 49.

La Guardia Civil detuvo sobre las ocho de la tarde de ayer en Medina a un hombre de unos 50 años de edad, como sospechoso de haber causado un incendio en el que perdieron la vida su padre y su hermana.

Los cuerpos de los fallecidos, José Brea Cornejo, de 75 años de edad, y su hija María Josefa Brea Trujillo, de 49 años, fueron hallados por los Bomberos en la casa familiar, en las Caballerizas del Duque, en la zona alta del Cerro del Castillo.

No se sabe la hora exacta en que se desató el fuego. Lo que sí está confirmado es que fue a las cuatro de la tarde cuando los Bomberos, avisados por los Servicios de Emergencia, llegaron a la vivienda, de apenas 50 metros cuadrados, y a la que se accede por un estrecho camino a pie, se toparon con los dos cadáveres dentro.

Tanto José como su hija estaban en la cama, cada uno en un dormitorio. El fuego estaba localizado en varios enseres acumulados en un rincón del salón, y habían afectado al sofá anexo.

No había llamas para apagar. Apenas quedaban unos rescoldos en el salón. Y es que la falta de ventilación de la vivienda evitó que el fuego se propagara aunque, a cambio, y debido a esa ausencia de oxígeno, una gran cantidad de humo negro se adueñó de la casa, que se convirtió a la postre en una ratonera para sus inquilinos.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una dotación total de tres bomberos del parque de Medina con dos vehículos.

El servicio, que comenzó a las 15:51 horas con la llamada a la Sala de Emergencias del 085, finalizaba alrededor de las 19:30 horas con la entrada de los vehículos en el Parque de Medina.

En la zona, también se personaron efectivos de la Guardia Civil. La primera inspección realizada a la vivienda despertó sospechas de una supuesta intencionalidad del fuego. Por ello, se dio parte a la Comandancia de Cádiz, que determinó que agentes de la Policía Judicial de la Comandancia de Cádiz se hicieran cargo de la investigación.

En torno a las siete y media de la tarde se personó la juez de guardia de Chiclana, que estuvo hablando con el sospechoso durante más de media hora, en presencia de una secretaria del Juzgado, que iba tomando notas, varios familiares de los fallecidos y agentes de la Guardia Civil.

Sobre las ocho de la tarde dos guardias condujeron al finalmente arrestado hasta un vehículo, abandonando el lugar seguido por otro coche de la Guardia Civil para ser conducido hasta dependencias policiales, donde quedó retenido en los calabozos. Su arresto se produce en el marco de una de las líneas de investigación abiertas para aclarar las circunstancias del incendio.

Finalmente, en torno a las nueve de la noche los cadáveres de José Brea y su hija, pertenecientes a una familia apodada en Medina como los 'Chicorrocos', se levantaban, siendo conducidos a pie, uno por agentes de la Guardia Civil, y otro por empleados de la funeraria, por el estrecho camino hasta el coche fúnebre. Ambos cuerpos fueron conducidos hasta el Instituto de Medicina Legal de Cádiz para practicarles la autopsia que determinará las causas exactas de sus muertes. Los primeros indicios apuntan a que padre e hija habrían fallecido por inhalación de humo.

El suceso ha causado una gran conmoción en la localidad, al tiempo que ha avivado los rumores que circulan en torno a la vivienda de los fallecidos, a la que llaman la Casa de los Fantasmas. Se da la circunstancia de que hace muy poco otro hijo del fallecido y hermano del ahora detenido moría en el mismo lugar al parecer tras sufrir un infarto de corazón

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios