Díaz Trillo defiende los desembalses, obligados por las lluvias "inauditas"

  • El consejero de Medio Ambiente avala la actuación de la Agencia Andaluza del Agua frente a las críticas porque gestionó la situación con "criterios técnicos"

Comentarios 2

Tras la tempestad no viene la calma. Se despeja el cielo, que traslada los nubarrones al debate político. Y también el barro y el lodo. Porque las inundaciones sufridas en diversos puntos de la comunidad autónoma son ya, una vez más, motivo de enfrentamiento entre el Gobierno autonómico y el principal partido de la oposición: el PP-A recogió el eco de las protestas de numerosos damnificados -especialmente en Córdoba- contra la actuación de la Agencia Andaluza del Agua y arremetió contra la política de desembalses de este organismo, al que considera en gran medida responsable del desbordamiento.

"Frente a los que hablan de política del desembalse, la única política que tiene la Junta es la que se basa en criterios técnicos de especialistas para desembalsar agua de los pantanos en cada momento". Así reaccionó ayer el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que rompió una lanza en defensa de la Agencia Andaluza del Agua frente a las críticas vertidas contra ella.

Díaz Trillo recalcó que en situaciones como la que se ha creado días atrás, con lluvias "inauditas", ya hace tiempo que las decisiones se toman "de acuerdo con un rigor que viene avalado por la profesionalidad y la capacidad" de los directores de presa, ingenieros y más de doscientos técnicos. Este elenco se apoya en un sistema automático de información hidráulica que permite averiguar con 72 horas de antelación las avenidas que pueden producirse.

Los embalses del distrito hidrográfico del Guadalquivir se encuentran al 87% del total de su capacidad, con un volumen embalsado de 4.735,866 hectómetros cúbicos, cuando la capacidad total de las presas llega a los 5.609,5. Con las últimas precipitaciones, los pantanos andaluces aumentaron su nivel en 530 hectómetros cúbicos en tan sólo 24 horas.

El titular de Medio Ambiente se refirió precisamente a este extremo, al hacer hincapié en que "ha sido la abundancia de precipitaciones extraordinariamente fuertes" lo que ha provocado las inundaciones y no la gestión de los desembalses, "que se ha hecho de forma adecuada". Díaz Trillo subrayó que "lo que está claro es que los regímenes de lluvia están cambiando, parece que cada vez llueve más en menos tiempo". Por ello, la Junta está estudiando estos escenarios de pluviometría "a muchos años vista para que Andalucía pueda estar perfectamente preparada para los acontecimientos que hemos vivido en los últimos días".

De esta actitud previsora discrepa el PP-A abiertamente. Ayer, su portavoz en el Ayuntamiento de Córdoba -una de las ciudades más castigadas por el temporal-, José Nieto, arremetió contra el Gobierno autonómico, al que exigió que explique qué ha estado haciendo durante nueve meses desde que se produjo la riada en febrero pasado. Nieto recordó que esta vez el alcance de las inundaciones ha sido superior al de aquella fecha y lamentó que "ni siquiera se haya resuelto una parte importante de los expedientes de esas ridículas ayudas que se ofrecieron a los afectados de febrero y tampoco se hayan arreglado los arroyos".

Además, el candidato del PP a la Alcaldía cordobesa abundó en sus críticas a la Agencia Andaluza del Agua y exigió a la Junta a que explique por qué este organismo, "en vez de abrir una batalla campal contra sus propios empleados, no se ha dedicado a resolver los problemas que tienen los cauces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios