Economía fija para 2013 la creación de 4.000 empresas exportadoras

  • El PP culpa a la Junta de la escasa diversificación de las exportaciones andaluzas

El Gobierno andaluz se ha marcado como reto para el año 2013 que el nivel de empresas exportadoras supere la frontera de las 20.000. Para ello, tiene en marcha el IV Plan de Internacionalización, por el que movilizará 250 millones, y con el que ayudará a abrirse al mercado exterior a 3.000 nuevas sociedades, de las que al menos un millar tendrán que ser exportadoras regulares. De alcanzar esta cifra, Andalucía estaría así en el grupo de cabeza de las comunidades líderes en inversiones en el extranjero y abandonaría la décima posición que viene ocupando desde hace años.

El consejero de Economía, José Antonio Ávila, vio factible este objetivo, a tenor de los datos que maneja del último ejercicio: fueron 16.000 empresas las que vendieron a 197 países por un montante de 14.000 millones, lo que equivale a un 10% del PIB andaluz. Unos datos que se refuerzan con la evolución de los últimos quince años, en los que el crecimiento de las exportaciones andaluzas fue de un 133,7%, muy superior al 127% que se registró a nivel mundial.

Para que esta tendencia continúe, nada mejor que este plan que, según detalló Ávila, se articulará a través de cinco ejes de actuación: consolidar e impulsar la actividad exterior (4 millones), mejorar el acceso de las empresas andaluzas a los mercados internacionales (30 millones), aumentar el posicionamiento internacional de los bienes y servicios (76 millones), impulsar la innovación y la competitividad (138 millones), impulsar la innovación y consolidar la inversión directa extranjera (3 millones).

La retahíla de cifras que desgranó el consejero no contentaron al PP, que focalizó sus críticas hacia este "Gobierno-anuncio" que "vende" un nuevo plan sin haber hecho públicos los resultados del anterior. El parlamentario popular Salvador Fuentes puso en tela de juicio la evolución pronosticada por Ávila ante la poca dimensión de las empresas y la escasa diversificación de las exportaciones andaluzas, por su excesiva dependencia del sector agroalimentario, de lo que culpó al PSOE después de casi tres decenios en el poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios