España pidió la paralización de los rellenos en la Zona Este

  • Verdemar alertó de la pérdida de arena en Levante y de la posible ruptura de la dinámica del litoral

Además de Leisure Island, otro proyecto polémico en Gibraltar es el previsto para la Zona Este, Bahía Soberana, que fue anunciado por el Gobierno de Peter Caruana en enero de 2005 tras cerrar un acuerdo con la empresa MCB Gibraltar Limited. Pocos meses después de este anuncio comenzaron en este lugar trabajos de relleno que, de forma inmediata, despertaron la preocupación del grupo ecologista Verdemar. En la actualidad, basta con acercarse a la zona del litoral linense que linda con la Verja para comprobar la enorme montaña de escombros.

Verdemar se dirigió al Ministerio de Asuntos Exteriores y al propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, alertando de que estos rellenos, con los que Gibraltar estaba ganando terreno al mar, podían romper la dinámica del litoral y ser la posible causa de la pérdida de arena en la playa de Levante de La Línea. En respuesta, el Ejecutivo español pidió en 2005 la paralización de los trabajos hasta que el proyecto de Bahía Soberana no contase con un estudio de impacto ambiental. Sin embargo, según el grupo ecologista, desde entonces se han seguido acumulando escombros aunque de forma intermitente.

Otra de las quejas de Verdemar era que la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras estaba colaborando en el transporte de áridos para los rellenos, algo que la APBA ha negado siempre con rotundidad. Fuentes de la Autoridad Portuaria reiteraron, a preguntas de este diario, que este organismo se limitó a conceder temporalmente un suelo a la empresa para que pudiera depositar ahí los áridos y luego trasladarlos a Gibraltar en barco, "ya que cualquier obra que se hace en el Peñón necesita áridos de España procedente de las canteras autorizadas".

El proyecto de la Zona Este no ha sufrido muchos avances desde el acuerdo entre el Gobierno del Peñón y la empresa. El pasado mes de mayo, la comisión de Planificación y Desarrollo dio luz verde a la iniciativa. A este respecto, el Ejecutivo socialdemócrata explicó que la comisión había decidido dar el permiso oportuno tras analizar "de forma pormenorizada" el estudio de impacto ambiental que había presentado el promotor, MCB Gibraltar.

La comisión de Planificación expuso en su decisión que el desarrollo de la Zona Este reportará importantes beneficios a Gibraltar a largo plazo, aunque reconoció que habrá "algunos efectos negativos durante el periodo de obras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios