España blinda las aguas que rodean Gibraltar por su riqueza biológica

  • El Gobierno preserva el área marítima 'Estrecho Oriental' con la declaración de Zona de Especial Conservación para impedir el trasvase de combustible entre buques, vertidos, rellenos y pesca agresiva

Comentarios 5

El Gobierno de España declaró ayer Zona de Especial Conservación (ZEC) el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Estrecho Oriental, que incluye las aguas que rodean Gibraltar, englobadas a su vez en el LIC británico Southern Waters of Gibraltar, también ZEC. El objetivo es salvaguardar la riqueza biológica de esta área marítima, que constituye un paso estratégico para especies de cetáceos y aves marinas. Estrecho Oriental abarca una superficie marina de 23.641,82 hectáreas y está incluido en la red ecológica Natura 2000. Su conversión en ZEC fue anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De esta manera, el Ejecutivo central blinda las aguas que rodean el Peñón para preservarlas de agresiones y ataques contra su valor medioambiental. La conservación extraordinaria de esta área incluye un plan de gestión para la adopción de medidas que eviten prácticas como los vertidos, el trasvase de combustible de barco a barco -más conocido como bunkering-, ganar terreno al mar mediante rellenos extraídos con material del fondo marino, o la utilización de determinadas artes de pesca en las zonas más sensibles.

Sáenz de Santamaría recordó que el jueves pasado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea rechazó el recurso presentado por el Gobierno del Reino Unido para invalidar la designación de Estrecho Oriental. Esa resolución, que ratifica la emitida en su día por el Tribunal General de la Unión Europea, no entra sin embargo en la disputa territorial, piedra de toque del histórico contencioso entre España y Reino Unido.

Por contra, el conflicto por el hábitat denominado Estrecho Oriental radica en que engloba unas aguas que previamente el Gobierno de Londres había registrado ante la Comisión Europea con otro nombre. En la actualidad, la Comisión Europea reconoce la existencia de dos hábitats diferentes a España y Reino Unido, a efectos de protección medioambiental, en las mismas aguas motivo de disputas.

España no reconoce al Reino Unido más aguas que las del interior del puerto de Gibraltar, basándose en el Tratado de Utrecht de 1713, por el que cedió a la Corona británica la ciudad y el castillo de Gibraltar, junto a su puerto, pero no así el istmo ni las aguas circundantes.

El real decreto aprobado ayer recoge además el establecimiento de un sistema de evaluación, determinación del régimen sancionador o medidas para la colaboración y coordinación con otras administraciones.

El Estado, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es competente en la protección de la biodiversidad marina. Así, entre sus funciones está las de declarar y gestionar los espacios marinos, gestionar los espacios situados en estrechos sometidos al derecho internacional que deban ser gestionados por España de conformidad a ese derecho y gestionar las especies asociadas a los hábitats de su competencia y de las especies marinas altamente migratorias.

La declaración de Estrecho Oriental como LIC obedece a la presencia de hábitats y especies de interés comunitario de la Directiva Hábitat, entre los que se encuentran arrecifes, cuevas marinas y el delfín mular. Además, se ha constatado una importante presencia de la tortuga boba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios