La Fiscalía registra una denuncia de Manos Limpias por el caso Matsa

  • El PP lleva de nuevo al Congreso la ayuda a la empresa donde trabaja la hija de Chaves

Comentarios 2

La Fiscalía Superior de Andalucía ha recibido una denuncia del sindicato Manos Limpias en la que se ponen de manifiesto las supuestas irregularidades en las subvenciones concedidas a Minas de Aguas Teñidas (Matsa) por parte del anterior presidente del Ejecutivo andaluz, Manuel Chaves, siendo su hija una trabajadora de la empresa, y ha designado a un fiscal para su tramitación y estudio. Según señaló ayer en Granada el fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, se trata del trámite habitual en estos casos. "Es lo único que hasta hoy se ha hecho", incidió García Calderón, que eludió pronunciarse sobre el procedimiento, que afectaría a un cargo del Gobierno, hasta que no se analice "adecuadamente" la denuncia. "Se ha incorporado un documento a unas diligencias anteriores que ya habían sido archivadas por la Fiscalía Superior, nada más", mantuvo.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ironizó con el tema y comentó que Manos Limpias es "muy prestigioso en España".

El PP volvió a llevar ayer al Congreso de los Diputados la subvención a la Junta a la empresa en la que trabaja la hija de Chaves. En esta ocasión, a propósito de una pregunta sobre el principio de igualdad en la política territorial del Gobierno, Juan José Matarí hizo una pirueta parlamentaria para refregarle al ex presidente andaluz y vicepresidente tercero del Gobierno el asunto de marras.

Matarí fue directo al grano: "Señor vicepresidente, ganar las elecciones no le da a usted derecho a abusar del poder, no le concede impunidad, no le permite mentir y le obliga a dar cuenta de gestión y de responder de sus abusos en el Parlamento y ante los ciudadanos". A juicio del diputado popular, Chaves quiere "impedir la investigación y no dar explicaciones sobre las manifiestas irregularidades cometidas" por él mismo "al conceder diez millones de euros a la empresa en la que trabaja su hija". Por ese camino, Matarí le preguntó a Chaves por si estaba en condiciones de garantizar el principio de igualdad en la política territorial del Gobierno. Eso sí, le acusó de no haber garantizado nunca ese mismo principio como presidente de la Junta, y acertó a explicarlo: "Distinguió entre los andaluces de primera, los que votaban al PSOE, y los andaluces de segunda, los que no votaban al PSOE".

Chaves le replicó que el PP se alegra cuando una resolución de un fiscal o un juez les agrada, y la critica cuando le desagrada. "La igualdad es sólo una excusa para hablar de otras cosas, para hacer afirmaciones tan engañosas como es el principal planteamiento de su pregunta", le dijo a Matarí. El diputado popular no se dio por aludido y dijo que el sistema de financiación "no garantiza la igualdad entre los españoles". "Usted garantiza cuando se trata de su familia (sean sus hermanos o sea su hija)", le espetó. Además, Matarí acusó a Chaves de haber mentido a la Cámara el miércoles anterior al negar que su hija hubiera participado en la solicitud de la subvención. "Tiene que dimitir. Pero total, para lo que hace usted en el Gobierno", concluyó.

Después de eludir el asunto en su primera intervención, el ex presidente de la Junta entró al trapo de Matarí y se ratificó en todo lo que dijo: "Mi hija no participó desde la solicitud del incentivo hasta su aprobación". "¿Que mi hija trabaja en un departamento jurídico? Claro que sí. Tiene todo el derecho del mundo. No se tiene que ir fuera de Andalucía para buscar trabajo", clamó Chaves, que acuso a los populares de estar "creando una gran mentira" con una media verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios