El Gobierno niega conflicto alguno con la Junta en el deslinde de Doñana

  • Espinosa pide que "no se complique lo que no existe" · Díaz Trillo sostiene que el "sentido común" marca el límite en las dunas marítimas y no en las continentales

La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, aseguró ayer que el deslinde del dominio público de Doñana "no afecta para nada a las competencias sobre el Parque Nacional de la Junta de Andalucía", con lo que subrayó que su departamento no mantiene "ningún tipo de conflicto". "No hay absolutamente ningún tipo de conflicto", dijo la titular de la cartera de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) en la inauguración de un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Pero las palabras de la ministra chocan frontalmente con las del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que en su primera rueda de prensa de este curso político el pasado martes, ya avanzó un posible recurso andaluz al intento ministerial de avanzar 4,5 kilómetros hacia el interior de Doñana, además de irrumpir en 9.200 hectáreas y 37 kilómetros de litoral usando la Ley de Costas. Griñán opina que la extensión del deslinde, propuesto sin consenso administrativo, y a espaldas del Consejo de Participación de Doñana, " supera lo razonable".

Espinosa concretó que la propia Junta de Andalucía ha dicho "clarísimamente" que está de acuerdo con el fondo y que hay "unas pequeñas diferencias de formas que, desde luego no llevan a ningún tipo de conflicto". "No existe ningún tipo de conflicto con la Junta de Andalucía ni va existir", dijo Espinosa, quien aclaró que el Gobierno de España tampoco va a recuperar ninguna competencia sobre la gestión de este Parque Nacional que se ubica al completo en territorio andaluz y cuyas competencias se transfirieron en 2006 después de un largo litigio.

Al ser preguntada sobre si el Gobierno central tratará de impedir un hipotético recurso de la Junta de Andalucía contra este deslinde, la ministra ha respondido: "Por favor, no compliquemos lo que no existe".

El deslinde afecta a los 35 kilómetros de la playa del Parque Nacional que comprenden desde el enclave turístico de Matalascañas hasta la desembocadura del río Guadalquivir, frente a la localidad de Sanlúcar, según la información difundida por el MARM.

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, dijo, por su parte, que la propuesta del deslinde del parque nacional de Doñana que pretende el MARM, pese a considerarlo "exagerado", no supone "una cuestión de fondo" debido a que las competencias autonómicas "están al cien por cien y la coordinación con el MARM es plena". Trillo cree que la propuesta de la Junta "es la del sentido común, el límite debe estar en las dunas marítimas y no en las continentales".

Respecto a las declaraciones del presidente del PP-A, Javier Arenas, que dijo que el deslinde prueba "la complicidad y docilidad de la Junta", Díaz Trillo calificó "impropio" sus palabras, por la "lealtad institucional" con la que ha actuado la Junta, y criticó al PP por ser un partido que "lo único que propone para Doñana es una autopista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios