IU ve "razonable" que a finales de octubre esté el dictamen de la comisión de los ERE

  • La Cámara de Cuentas cierra hoy el plazo de alegaciones y avanza hacia el informe final

Comentarios 2

A la tanda final de comparecencias en la comisión de investigación de los ERE que arranca mañana, y a la que pondrán el 25 de septiembre broche de oro el ex presidente de la Junta Manuel Chaves y su sucesor, José Antonio Griñán, se unirá en breve otro de los elementos que más expectación ha despertado: el Informe de la Cámara de Cuentas. Según fuentes de IU, estará listo en esta segunda quincena. Y de ser así, a finales de octubre podría estar el dictamen final de la comisión y, si no, al menos la propuesta de conclusiones de cada grupo. Ese es el plazo "razonable" para IU, cuyo portavoz parlamentario y miembro de la comisión, José Antonio Castro, ayer vio contraproducente tanto las prisas como las maniobras dilatorias innecesarias.

Sin embargo, la institución no tiene marcado ningún plazo. En su escrito en contestación al requerimiento que le formuló a principios de mes la presidencia de la comisión, apremiándole a que acabara el informe "cuanto antes", lo único que dice es que el periodo de alegaciones de quince días concluye hoy, y que será a partir de ahora cuando se aborde su redacción definitiva para su último trámite: la aprobación por el pleno de la institución.

El volumen de trabajo resultante de esas alegaciones es aún una incógnita. Las entidades fiscalizadas están esperando hasta el último momento para presentar los argumentos con los que justificar o desmontar las apreciaciones realizadas por el ente. No parece estar el ánimo de ninguna saturar con cantidades ingentes de documentos a la Cámara, ya que podría deducirse un interés claro por ampliar los tiempos y que el informe no llegase nunca a manos de la comisión. Eso facilitará que el informe de la Cámara no tarde mucho y que cuadrara con ese margen de finales de septiembre o principios de octubre. Pero de no ser así, el instrumento de presión de IU es claro: no habrá conclusiones sin el informe .

La importancia adquirida por este documento ha venido marcada por las dos filtraciones de las que ha sido objeto. La primera fue en mayo, entonces un simple anteproyecto que apuntaba el papel jugado por Griñán en su etapa de consejero de Economía y criticaba la labor del interventor general de la Junta Manuel Gómez, y la segunda, ahora en septiembre, también sobre un texto que tampoco es definitivo, y en el que, al parecer, se suavizan los términos vinculados a ambos. Al margen de lecturas políticas, estos dos episodios no suponen para IU más que un retraso de algo que habría sido muy útil a la comisión, porque habría servido de guía ante los miles de documentos que han tenido que analizar. Pero no más. Su condición de documento que "no va más allá de recomendaciones", según Castro, "no va a marcar el sentido de las conclusiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios