Innovación

Ifapa trabaja en 200 estudios

  • El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera es el único Organismo Público de Investigación de la Junta · Sus 1.100 trabajadores desarrollan una labor encaminada a obtener la excelencia empresarial andaluza.

Ante un escenario globalizado la competencia con mercados en los que la producción es más barata hace imprescindible la apuesta por la calidad y la diferenciación. De unos años a esta parte la industria agroalimentaria andaluza ha tomado conciencia de esta situación y apuesta, cada vez más, por la I+D como motor de su economía. En este sentido, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), organismo público de investigación adscrito a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, juega un papel fundamental.

Sus objetivos se centran en el desarrollo de la investigación aplicada a la agricultura, la pesca, la acuicultura y la alimentación, así como la posterior transferencia de tecnología a los agentes que trabajan en el sector.

Nacido en el año 2003, el Ifapa se ha convertido en el único Organismo Público de Investigación (OPI) de la Junta.

Su actividad, muy prolífica, se puede concretar con cifras bastante elocuentes. Actualmente el organismo cuenta con una plantilla de más de 1.100 trabajadores, 300 de ellos investigadores, distribuidos en 18 centros en las ocho provincias andaluzas. Entre todos desarrollan 200 proyectos de investigación. Para poder llevarlos a cabo, tienen a su disposición un total de 75 millones de euros.

La innovación tecnológica es la razón de ser del Ifapa. El propio presidente del organismo, Javier de las Nieves, define el papel del instituto como herramienta que hace posible que los sectores agroalimentario y pesquero den "el salto tecnológico que necesitan". En línea con este objetivo son frecuentes las colaboraciones con el resto de instituciones públicas y con entidades privadas, cuyo binomio hace posible la mejora de las potencialidades del sector.    

El trabajo de los investigadores se estructura en siete áreas temáticas bien definidas: producción agraria, protección de cultivos, mejora y biotecnología, tecnología postcosecha, economía y sociología agraria, cultivos marinos y recursos pesqueros, y producción ecológica y recursos naturales.

Junto a la labor científica se realiza otra puramente didáctica. Cada año el Ifapa imparte un millar de cursos enmarcados en las áreas agrícola y pesquera dentro de su red de centros andaluces.

Imparable, el organismo se marca un reto con horizonte en el año 2013: profundizar en ocho líneas estratégicas en las que prevalecen la investigación, la transferencia de conocimiento y la formación. El reto no es otro que mejorar la capacidad de respuesta y las demandas actuales de los profesionales del sector. Estos ocho caballos de batalla son la adaptación al cambio climático, la producción hortofrutícola en sistemas protegidos, la obtención de nuevas variedades de aceite de oliva y aceituna de mesa y la solución de los problemas de sanidad en la olivicultura, la generación de valor añadido en la agroindustria, el impulso de la sostenibilidad y la eficiencia en los sistemas agrarios, la mejora de la eficiencia en el riego de cultivos de regadío, la evolución de la producción, conservación y comercialización de productos ecológicos, y la optimización de productos acuícolas y recursos pesqueros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios