Ingresa en prisión el cabecilla de la mafia irlandesa desmantelada en la Costa del Sol

  • A la banda se le atribuye, entre otros delitos, el asesinato en 2008 de un joven en Estepona

Prisión incondicional y sin fianza. Eso es lo que la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Estepona ha decretado para el presunto jefe de la mafia irlandesa, Christopher Kinahan, así como para sus dos hijos y otros dos detenidos más en el marco de la operación Shovel, iniciada la pasada semana. Otros tres arrestados tuvieron más suerte y pudieron quedar en libertad bajo fianza de 60.000 euros.

Al margen de estos casos, la juez ha tomado declaración a otras 18 personas más a las que se les imputan, entre otros, los delitos de blanqueo, tráfico de drogas y falsificación, según informaron fuentes judiciales. En total, esta operación se ha saldado con la detención de 32 personas en Irlanda, el Reino Unido y España. Al parecer, el grupo desarticulado invertía la mayor parte del dinero intervenido de forma ilícita en el sector inmobiliario, tanto en la Costa del Sol como en otros puntos del mundo, como Brasil, donde la red cuenta con seis complejos turísticos y residenciales de lujo.

En España han sido bloqueadas 60 propiedades de lujo, en su mayoría en la Costa del Sol, por valor de 150 millones de euros aproximadamente. Esta organización es, presuntamente, una de las de mayor peso a escala internacional, sobre todo en el Reino Unido e Irlanda, vinculada con el tráfico de drogas y armas y el blanqueo de capitales y cuyos responsables están relacionados con los cabecillas de otros grupos delictivos en el Reino Unido y España. A esta organización se le atribuye, entre otros, el asesinato de un joven de 28 años en febrero de 2008 en Estepona

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios