La Junta pide a la Iglesia que permita el uso ciudadano de bienes restaurados con dinero de las arcas públicas

  • El consejero Luciano Alonso aboga por un espacio de diálogo con las archidiócesis para "garantizar" a la ciudadanía un mínimo de días y un horario fijo de visitas.

Comentarios 17

El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha dicho este miércoles en el Parlamento de Andalucía que propondrá la creación de "un espacio de diálogo" con cada una de las Archidiócesis de Andalucía para garantizar el disfrute por parte de los ciudadanos del patrimonio eclesiástico restaurado con inversión pública, en el que, solo en los últimos años, la Junta de Andalucía "lleva invertidos más de 48 millones de euros". 

El consejero ha respondido así a una pregunta formulada en la Comisión por el diputado de IULV-CA José Serrano sobre cuánto han sido los fondos de la Junta para la recuperación de la iglesia de Santa María de Úbeda (Jaén), con una inversión superior a los seis millones de euros, y qué medidas pondrá en marcha ante la polémica suscitada por los vecinos de la localidad jienense ante el cobro por parte de una empresa privada por visitar el centro eclesiástico. 

El consejero ha afirmado que "es necesario restablecer un equilibrio entre la voluntad que tiene la comunidad autónoma de investigar, conservar, proteger y divulgar su rico patrimonio histórico, en este caso el eclesiástico, con el innegable derecho de los ciudadanos a poder disfrutarlo, sobre todo si se ha rehabilitado con dinero público".

En este sentido, Alonso ha planteado que "se restablezca el equilibrio para poder conciliar la voluntad y el firme compromiso para divulgar el patrimonio eclesiástico y el derecho de la ciudadanía a disfrutarlo". Así, "en nombre del pueblo andaluz y del Parlamento hay que proponer un espacio de diálogo con las archidiócesis para establecer líneas de trabajo que permita el disfrute por parte de los ciudadanos del patrimonio eclesiástico restaurado con inversión pública". 

Para establecer el espacio de diálogo con la Iglesia en Andalucía, el consejero de Cultura y Deporte se ha dirigido por carta a los titulares de las archidiócesis de Sevilla, y Granada, Juan José Asenjo Peregrina y Javier Martínez Fernández, respectivamente.   

Alonso ha dicho, además, que "no cree que nadie ponga en duda" la apuesta decidida del Gobierno andaluz "por conservar el inmenso y rico patrimonio histórico, y sobre todo el patrimonio eclesiástico". Como ejemplo, el consejero ha aludido a la restauración en más de 250 bienes muebles de la Iglesia Católica dentro del Programa Andalucía Barroca. "Solo en los últimos años -insiste- la Junta ha destinado más de 48 millones de euros de dinero público, es decir casi 8.000 millones de las antiguas pesetas, a conservar y restaurar los bienes del Patrimonio eclesiástico". 

Además, y en relación a la intervenciones realizadas por el IAPH, ha detallado que ha intervenido en 73 bienes de hermandades y cofradías de toda Andalucía; 162 bienes diocesanos -entre los que destaca el programa Velázquez y Sevilla, la restauración de bienes muebles de el Salvador en Sevilla, el programa Andalucía Barroca y el Giraldillo-; cuatro convenios especiales para la restauración de grandes colecciones como por ejemplo el retablo de la Capilla Real de Granada, la Santa Cueva de Cádiz y el Santo Cristo de Málaga; y 73 diagnósticos, estudios, dictámenes y actividades preventivas.

Y todo ello, ha añadido, "desde el firme convencimiento" de que el patrimonio histórico "hay que conservarlo porque nos pertenece a todos y es el legado que dejaremos a nuestros hijos". "Este Gobierno ha ayudado a conservarlo, pero luego hay que permitir a la ciudadanía que lo disfrute, y dar facilidades para ello", puesto que "si no es así el apoyo público pierde el sentido", ya que siempre "debe primer el interés general sobre el particular, para el disfrute de todos y no solo de sus propietarios o de sus feligreses". 

Por todo ello, afirma el consejero de Cultura y Deporte que mantendran "el compromiso a seguir conservando el patrimonio, sin privar a la ciudadanía del derecho a conocerlo cuando se ha rehabilitado con fondos públicos". 

"Hemos financiado el 100% de la restauración de la iglesia de Santa María de Úbeda, que ha supuesto una inversión superior a seis millones de euros, y si a pesar de esto arrecian las quejas de vecinos porque no se puede visitar, necesariamente tenemos que replantear las condiciones ante la restauración de este patrimonio". "Se ha quebrado el equilibrio y si se restaura el patrimonio eclesiástico con dinero público, las condiciones del conocimiento tienen que estar garantizadas", concluye Alonso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios