Manos Limpias anuncia una querella criminal contra Griñán, Chaves, Zarrías y Viera por el 'caso ERE'

  • El sindicato señala en un comunicado su convencimiento de que el presidente de la Junta y su antecesor son "cómplices, encubridores y cooperadores" de la trama.

Comentarios 16

El sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos que investiga la juez de Sevilla Mercedes Alaya, ha anunciado una querella criminal contra el actual presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, y los ex consejeros Gaspar Zarrías y José Antonio Viera, entre otros. 

El anuncio de querella se produce después de conocer el atestado de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre el funcionamiento de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social, en el que se pone de manifiesto, entre otros destacados aspectos, que el Consejo de Gobierno de la Junta "conocía" el convenio firmado en 2001 por el que se regularon las ayudas que están siendo investigadas por la juez de Instrucción número 6.  

En un comunicado de prensa, Manos Limpias recuerda que, en su día, "ya anuncio la implicación de los máximos responsables de los gobiernos de Chaves y Griñán", señalando que, "ahora, a la vista del atestado de la UCO, se ha puesto de manifiesto que los sucesivos gobiernos de Chaves y Griñán conocían el convenio y el uso de los fondos públicos utilizados fraudulentamente".

"La implicación" de ambos "sería en calidad de cómplices, encubridores y cooperadores necesarios en el fraude de los ERE", añade el sindicato Manos Limpias, que destaca también el punto del informe en el que la Guardia Civil señala que, durante el mandato de Daniel Alberto Rivera como director general de Trabajo y Seguridad Social, "se sacó de los expedientes documentación que pudiera haber resultado comprometida o de interés para la investigación". 

Según dice, este hecho "también en su día fue denunciado por Manos Limpias", tras lo que explica que "la presunta implicación de Manuel Chaves, aforado como diputado nacional, arrastraría la competencia jurisdiccional a la Sala Segunda del Tribunal Supremo, donde se incluirían también los aforados del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios