Montero vaticina que la reforma de la financiación tampoco se hará en 2018

  • Susana Díaz garantiza que la propuesta andaluza en la negociación sobre el nuevo reparto de fondos estatales saldrá del acuerdo al que llegue el grupo de trabajo creado en la Cámara

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, durante el Pleno de ayer. El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, durante el Pleno de ayer.

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, durante el Pleno de ayer. / raúl caro / efe

Si las previsiones de María Jesús Montero se cumplen, la letanía del Gobierno andaluz sobre la infrafinanciación de Andalucía por parte del Gobierno seguirá copando titulares durante mucho tiempo. La consejera de Hacienda y Administración Pública aseguró ayer durante el Pleno que la lentitud que han experimentado durante este año las negociaciones para reformar el modelo de financiación autonómica se extenderán a 2018. La más veterana de los Consejos de Política Fiscal y Financiera cree que el año próximo tampoco habrá un nuevo sistema para repartir los fondos estatales entre las regiones.

El vaticinio de Montero se apoya en los datos aportados por el Gobierno tras 2018 tras anticipar el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, que del aumento de la recaudación prevista sólo se destinarán 5.000 millones a aumentar el gasto público, es decir, un cuarto del total del 20.000 millones que el Ejecutivo cree que ingresará de forma extraordinaria por la buena marcha de la economía. La mitad de la cantidad mencionada se reservará para el sistema de pensiones, mientras que Nadal no se ha referido a los 5.000 millones restantes.

Si sólo 5.000 millones son para incremento de gasto, 2018 va a pasar en blanco para las regiones"

"Las declaraciones de Nadal demuestran que no habrá nueva financiación en 2018", denunció la consejera de Hacienda en un comunicado, donde pidió que el incremento en la recaudación se concrete en un aumento de las entregas a cuenta para 2018. "Si solo se van a emplear 5.000 millones a incremento del gasto, me temo que en 2018 va a pasar en blanco para las comunidades autónomas", apostilló la dirigente socialista.

Montero criticó el "silencio absoluto" del secretario de Estado sobre que en 2018 se vaya a acometer la reforma del sistema de financiación, lo que, a su juicio, "da la razón a los temores del Gobierno andaluz". La titular andaluza de Hacienda incidió en que "cada día que se pronuncia el Gobierno se van disipando las pocas esperanzas de que sea una prioridad en la agenda política del presidente Rajoy".

Sin embargo, como adelantó el lunes la propia Montero, la intención del Gobierno andaluz es "forzar" la convocatoria en enero de un Consejo de Política Fiscal y Financiera, algo que sólo es posible si lo solicitan un tercio de los miembros de este organismo de negociación entre la Administración central y las regiones. La Junta, según garantizó ayer Susana Díaz durante el Pleno, irá a esa reunión con la propuesta que salga del grupo de trabajo impulsado por el PSOE en el Parlamento para buscar una voz única desde Andalucía.

La jefa del Ejecutivo contestó así a Juan Marín durante la sesión de control en la Cámara, puesto que el jefe de Ciudadanos cuestionó la utilidad de dicho órgano parlamentario si la Junta tiene un modelo propio. "No sería coherente consultar al Parlamento para consensuarlo", añadió el dirigente de la formación naranja. Tras recordar que debe ser el Gobierno quien presente un primer borrador, tal y como se comprometió en la Conferencia de Presidentes de principios de año, Díaz reconoció que "evidentemente" tiene un modelo, pero aseguró que prefiere "un acuerdo global".

La presidenta de la Junta considera indispensable que el nuevo modelo garantice la suficiencia financiera y la nivelación de servicios, para lo que ha apostado por un fondo de garantía, una "caja" para poder hacer frente a eventuales crisis futuras. Sin embargo, Díaz insistió en que, en el grupo de trabajo, "los grupos políticos tienen la ocasión de hacer sus propuestas" y defendió que el "mejor favor" que se le puede hacer a Andalucía es defender ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera una "posición clara y nítida".

"Creo que es posible si se hace pensando en Andalucía por encima de otros intereses", recalcó Díaz, que cree que el acuerdo es "alcanzable" porque "nadie defiende que Andalucía no esté infrafinanciada". En su opinión, eso es "algo tan evidente" para los ciudadanos que espera que la propuesta de la Junta sea acordada por "todos" en el Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios