Sesión de control

Moreno atiza a Díaz con su victoria el 26-J y ella lo reta en unas autonómicas

  • El líder de los populares afirma que la presidenta de la Junta ha perdido su imbatibilidad en las urnas y le pide que utilice su "influencia" para conseguir que el PSOE deje gobernar a Rajoy.

Comentarios 11

Ni tres segundos tardó Juanma Moreno en recordarle a Susana Díaz que ya no es imbatible. "El PP ganó las elecciones del 26 de junio en Andalucía", recordó el líder popular en la primera sesión de control al Ejecutivo andaluz tras las generales. Tres son también los tópicos que, según Moreno perdieron su vigencia después de los comicios: la imbatibilidad de la presidenta de la Junta, los supuestos efectos adversos que iban a tener las políticas de Rajoy para el PP andaluz  y la concepción de Díaz como una "mujer de Estado".

Estaba pletórico el presidente de los populares andaluces. Después de un aterrizaje dubitativo en el vacío dejado por Javier Arenas -con la extraña interinidad de Juan Ignacio Zoido de por medio- Moreno aprovechó su primera victoria en las urnas para atizar a su principal contrincante. "Es usted la baronesa del no", le espetó a Díaz en referencia a su negativa a que el PSOE facilite la investidura de Mariano Rajoy, pero fue el más suave de los calificativos que utilizó. El líder popular acusó a Díaz de "soberbia" y "faltar al respeto", pero suavizó su discurso cuando mencionó a uno de los personajes de Barrio Sésamo y sus enseñanzas sobre ganar o perder en referencia a una mofa similar que le dedicó Díaz tras ganarle en los comicios del 20-D. Ahora, con el vuelco electoral consumado, Moreno le sugirió a la líder socialista que igual "ya no le gusta tanto Barrio Sésamo y prefiere Los mundos de Yupi". Carcajada general. 

 Es cierto que el socialismo andaluz rompió hace 13 días una racha de cuatro victorias seguidas, pero la derrota no le ha restado a Díaz ni un ápice de su contundencia. A pesar del varapalo en las urnas y de la pérdida de dos escaños, la presidenta de la Junta tachó de "un poco ridícula" la diferencia" de 98.310 votos que el PP le sacó a su partido el 26-J. Y para restarle importancia a los logros del PP andaluz, recordó Díaz que en Murcia la ventaja que los populares mantienen sobre el PSOE dobla el dato andaluz, pese al distinto peso poblacional de ambas comunidades.

Pero Díaz afinó el punto de mira y fue directamente contra Moreno. "Ganó Rajoy en Andalucía", señaló la mandataria socialista para recordarle a su contrincante que ninguno de sus nombres está en las papeletas que se escogen en las generales. "¿No ha pensado que a su partido va mejor cuando no es candidato?", espetó Díaz para después afirmar que los votantes saben "discriminar entre unas generales y unas andaluzas" como forma de explicar su derrota. Después, esgrimió sus cuatro victorias electorales y se puso taurina al comparar a Moreno con "un torero que cuando ve acercarse el pitón, en el primer roce se va a la enfermería y no sale hasta que no ha terminado la faena con dos orejas para dar la vuelta al ruedo". 

No quedaron ahí las referencias a la tauromaquia, ya que Díaz asimiló al líder popular con el torero Blas Romero, Platanito. "Para ser Napoleón hay que ganar al menos una batalla y cuando lo veo aquí mas bien veo a Platanito pidiendo su oportunidad". La oportunidad, según la presidenta, no puede ser otra que la próxima convocatoria de elecciones andaluzas. 

A pesar de que la resaca electoral marcó el debate, la cuestión del líder popular en la sesión de control versaba sobre la aportación de Andalucía a la estabilidad electoral del conjunto del país. Y si el propio Moreno no fue muy fiel al orden del día, fue Díaz la que se salió por la tangente. La presidenta de la Junta puso como ejemplo de inestabilidad política la "guerra injusta" -en referencia al conflicto de Iraq en 2003- en la que, según Díaz, participó España gracias a "las mentiras y engaños" del ex presidente José María Aznar. Y recordó la líder socialista, que en la bancada popular del Congreso de los Diputados, un joven Juanma Moreno votó afirmativamente a la propuesta de Aznar sobre la guerra de Iraq. "Usted era uno de los diputados que jalearon a Aznar", sentenció.

Para el dirigente popular, la idea de estabilidad pasa por que Díaz "escuche a Felipe González" y defienda el sábado en el comité federal del PSOE la abstención de su partido para dejar que Rajoy repita al frente del Gobierno. "Le veo altura política. ¿Lo han nombrado negociador del equipo de Rajoy?", preguntó Díaz para después pedir a Moreno "humildad" y recomendarle, con sorna, que lea las preguntas que "le mandan" desde Madrid para recordar que lo que hubo ayer en el Parlamento fue "una sesión de control al Gobierno y no la previa del comité federal del PSOE".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios