Muere ahogado en Estepona un hombre de 92 años que estaba practicando surf

  • El ciudadano suizo apareció flotando en la orilla después de entrar al mar con su tabla y tras el aviso de varios bañistas

Comentarios 3

Un ciudadano de nacionalidad suiza de 92 años que practicaba surf murió ahogado ayer en la playa de la Urbanización Alcazaba Beach de Estepona, según informó el Centro de Emergencias 112 Andalucía. Varios particulares que se encontraban en la citada playa dieron aviso al 112 a las 13:17 de que un hombre se había lanzado al mar con una tabla de surf y que había aparecido flotando en el agua. El centro de Coordinación de Emergencias 112 alertó a la Policía Local, al Cuerpo Nacional de Policía y a los servicios sanitarios, que nada pudieron hacer por salvar la vida del hombre, según informaron dichas fuentes.

El surf también fue protagonista en el suceso acontecido el pasado 17 de julio, cuando en la playa esteponera de Padrón, un hombre de nacionalidad francesa de 42 años murió ahoga al intentar rescatar a un niño que se adentró en el mar agitado con la tabla.

La fuerza del oleaje impidió salir del mar al francés, y tuvieron que ser rescatados por los servicios sanitarios, cuando las personas atrapadas estaban a 100 metros de la orilla. El adulto salió con vida, pero pese a la reanimación cardiopulmonar acabó muriendo. El niño salió en buen estado de salud.

En otras ocasiones, los surfistas son los rescatadores, como el pasado 9 de agosto. Unos jóvenes que practicaban con sus tablas en la playa de La Misericordia sacaron el cuerpo de un hombre de 61 años. Sobre las 17:00, algunos bañistas se percataron que había una persona a la que le estaba costando demasiado salir del agua y avisaron a la policía. Finalmente, estos jóvenes pudieron sacarle.

La primera muerte de esta temporada de baños fue el pasado 11 de julio en una playa de Torrox. Allí, un bañista natural de Zafarraya de unos 46 años falleció ahogado a tan sólo 10 metros de la orilla y a un metro de profundidad. El hombre, que era profesor en Ventas de Zafarraya, estaba soltero y estaba pasando unos días de vacaciones en un inmueble que poseía en la localidad malagueña de Algarrobo. Las circunstancias de la muerte hacían barajar la hipótesis de un ataque al corazón o a un corte de digestión, por la hora a la que sucedió, las 17:45, y por la poca distancia a la que apareció el cadáver de la orilla en el rescate efectuado por el 112, la Policía Local y Protección Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios