Nerva acogerá 80.000 toneladas de residuos de Italia el próximo año

  • Medio Ambiente dice que el transporte tiene un estricto control y está autorizado por la Unión Europea

Comentarios 4

La Consejería de Medio Ambiente confirmó ayer que el Puerto de Génova tiene autorización para el traslado de 80.000 toneladas de residuos tóxicos y peligrosos al vertedero de Nerva (Huelva) en 2011. Los residuos proceden de suelos contaminados fundamentalmente por hidrocarburos o del desmantelamiento de alguna actividad industrial como escombros u hormigón.

La información del Gobierno andaluz llega después de que el director general de Befesa Gestión de Residuos, Santiago Ortiz, admitiera durante la reunión de la Comisión de Seguimiento la recepción de los residuos italianos, si bien no dio más información sobre su tipología, peligrosidad y toneladas. Ortiz resaltó que Befesa "cuenta con la autorización necesaria para operar en toda la UE". Los representantes ecologistas pidieron datos sobre los desechos industriales y reclamaron información sobre si la decisión estaba relacionada con la crisis de la basura que padecen Nápoles y la Campania.

Medio Ambiente aseguró que "el transporte de residuos peligrosos desde Italia a Nerva no tiene absolutamente nada que ver con el problema de las basuras napolitanas, pues en este caso se trata de residuos sólidos urbanos en cuya gestión hay que aplicar los principios de autosuficiencia y proximidad". La Consejería no aportó información sobre el itinerario que siguen los residuos desde Génova hasta Nerva, aunque trascendió su llegada al puerto de Sevilla y después se trasladan en camión por carretera hasta las instalaciones mineras de Zarandas.

Medio Ambiente afirmó que el transporte de residuos peligrosos desde Génova hasta Nerva, gestionado por el Grupo Befesa, "está autorizado por la UE y cumple un estricto control". Según el director general de Prevención y Calidad Ambiental, Jesús Nieto, desde que la instalación del vertedero de Nerva, así como la planta de inertización de Palos de la Frontera, están en funcionamiento, "vienen gestionando y aplicando procesos físico-químicos de neutralización e inertización a residuos peligrosos y no peligrosos de Andalucía y otras comunidades de España o países de la UE".

"No hay ninguna novedad en que el vertedero de Nerva trate residuos peligrosos procedentes de Génova, así como de Portugal, Francia u otras comunidades de España, es algo que está recogido en el Plan Andaluz de Residuos Peligrosos", indicó Nieto, quien aseguró que "todo el traslado de residuos se rige por un reglamento europeo y controles muy estrictos".

Izquierda Unida denunció hace una semana que la planta de inertización de Palos de la Frontera está bajo mínimos, sin apenas personal que garantice su operatividad y en la reunión de la Comisión de Seguimiento Ecologistas avanzó que Befesa trasladará a la localidad minera esa instalación.

El director de Calidad Ambiental precisó que "primero se necesita una notificación del país de origen de los residuos y luego una aceptación de país de destino, que se complementa más tarde con una autorización previa del país emisor para que salga el producto de sus fronteras y otra final del país de recepción para su entrada".

Nieto quiso aclarar que lo que la Administración autoriza es el traslado de una "cantidad determinada de un tipo de residuo diferenciando en el Código LER (Lista Europea de Residuos) procedente de un país de origen concreto por un tiempo también limitado y para un tratamiento específico". Y resaltó que "raramente se efectúa el transporte de la máxima cantidad de residuos autorizada, hecho que se ha acrecentado con la crisis y que ha propiciado que apenas se cumpla un 10 % del traslado permitido".

En 2010 se autorizó el traslado de residuos desde los puertos de Pisa y Génova, en Italia, así como el transporte por carretera desde la ciudad de Ventimiglia, de una cantidad de 44.000 toneladas, de las cuales, "sólo se depositaron en Nerva 3.600". Concretamente, desde Pisa no partió ninguna, mientras que el resto se repartió entre 1.200 desde Génova y 2.400 desde Pentimilia.

Según la información facilitada por la Junta, "no existen instalaciones en cada país de Europa para cada tipo de residuos peligrosos", porque en algunos casos, incluso, "no sería ni viable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios