La estación de esquí de Sierra Nevada invade el Parque NacionalLos ex mineros de Boliden acampan frente al Parlamento

  • Medio Ambiente investiga los posibles efectos sobre la flora protegidaLos trabajadores exigen a la Junta de Andalucía que les aclare su futuro laborar

La Consejería de Medio Ambiente ha abierto un expediente informativo para aclarar si una incorrecta señalización de la zona esquiable de Sierra Nevada provocó algún daño en las fincas del Parque Nacional. Cetursa, empresa que gestiona la estación, ya ha admitido que un balizamiento se hizo mal y que se invadió la zona protegida. Es muy posible que el expediente derive en una sanción para la empresa, aunque Medio Ambiente investiga aún si se ha afectado a flora amenazada.

Según fuentes de Cetursa, el balizamiento incorrecto se localizó en el tramo del Ventisquero de Cauchiles, un descenso que forma una curva. Como allí la nieve alcanza un espesor de más de dos metros y no es posible ver los hitos que señalan los límites del Parque Nacional, la curvatura se hizo en un ángulo más abierto y entraron en un territorio que les está vedado a los esquiadores. A lo largo de aproximadamente un kilómetro de descenso, las balizas se dispusieron dentro de la zona especialmente protegida.

Los ex mineros de Boliden iniciaron ayer una acampada indefinida delante de la sede del Parlamento andaluz, en Sevilla, con la instalación de unas 30 tiendas de campaña. El portavoz del colectivo, Juan José Fernández, informó de que con esta acampada pretenden forzar una reunión con representantes de la Junta de Andalucía para aclarar el futuro laboral de 73 ex trabajadores de la mina de Aznalcóllar. Durante este confilcto, la Junta de Andalucía ha mantenido hasta ahora que "ha cumplido sus compromisos" con los ex mineros y llegó a hablar de "falta de voluntad" de los trabajadores a la hora de recolocarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios