Ortega Cano es operado de nuevo para reconstruirle un tobillo que tenía muy dañado

  • El juzgado que investiga el accidente remite a Toxicología unas muestras de sangre del torero para determinar si había bebido.

Comentarios 11

El diestro José Ortega Cano regresó ayer al quirófano para ser intervenido durante seis horas y media al objeto de reconstruirle el tobillo izquierdo, que resultó muy dañado durante el accidente del pasado 28 de mayo. La operación estaba programada inicialmente para hoy, pero los médicos decidieron adelantarla, lo que en principio confirmaría una mejoría en su estado. No obstante, el último parte médico facilitado por el hospital Virgen Macarena, donde continúa ingresado en la UCI, señala que el matador de toros sigue con pronóstico grave y está "sedoanalgesiado, dependiente de ventilación mecánica y hemodinámicamente estable".

El sobrino del torero, Paco Ortega, aseguró ayer a la revista Aplausos que los médicos "han salido muy contentos porque ha mejorado muchísimo el tobillo" y han aprovechado la operación para "quitarle un clavo que le habían colocado entre la rodilla y el fémur en una primera intervención". La familia espera que, con esta nueva operación, "pueda remitir del todo la fiebre porque puede que tuviese su origen en el tobillo". Paco Ortega también dijo que, en unos días, posiblemente hoy mismo, los médicos tengan que practicarle una traqueotomía al torero porque lleva muchos días entubado.

Mientras José Ortega Cano sigue en la UCI, el juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla continúa la investigación del accidente y ya ha ordenado la remisión al Instituto de Toxicología de unas muestras de sangre tomadas a su llegada al hospital para la práctica de las pruebas de alcoholemia, según confirmó ayer el fiscal de Seguridad Vial de Sevilla, Luis Carlos Rodríguez León. El fiscal explicó que el hospital ha entregado unas muestras de sangre que fueron extraídas al ganadero a efectos terapéuticos a su ingreso en el centro sanitario tras el accidente y el juez ha ordenado la remisión a Toxicología para la realización de los correspondientes análisis para tratar de determinar si hay restos de alcohol, drogas u otras sustancias prohibidas, precisó el fiscal. Luis Carlos Rodríguez León recordó que la investigación está en estos momentos en una fase inicial, por lo que criticó que en este caso se está "hablando demasiado y con demasiada alegría", porque en estos momentos sólo hay un atestado inicial donde se describen someramente los hechos y no hay "datos técnicos relevantes".

El fiscal añadió que este accidente es uno más, a pesar de que en el mismo esté implicado un famoso. "No se está haciendo nada extraordinario en este caso, se está tratando como cualquier otro accidente y se seguirán los mismos trámites", señaló el fiscal de Seguridad Vial, que añadió que hoy por hoy se sabe que hubo un accidente "con una invasión del carril contrario, aunque no se sabe en qué proporción, y todo lo demás que hay es mucha elucubración y poco sentido común".

El representante del Ministerio Público añadió que inicialmente no se le realizaron pruebas de alcoholemia porque lo que se pretendía en los primeros momentos era "salvarle la vida" y garantizar la seguridad de la vía, por lo que el fiscal no entiende "la presión" mediática para que se realizara esa prueba. "Lo primero es salvarle la vida, no ver si es o no responsable" del accidente, justificó Rodríguez León.

El fiscal puntualizó que el avance del informe de la Guardia Civil pone de manifiesto que el vehículo del torero circulaba "a una velocidad inadecuada" para las circunstancias de la vía, pero advirtió que habrá que esperar al informe técnico que está haciendo la Unidad de Reconstrucción de Accidentes de la Guardia Civil de Madrid para conocer con más detalle las posibles causas del siniestro y las circunstancias que concurrían en el mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios