Ortega Cano inicia la rehabilitación y ya consume alimentos líquidos

  • Los pulmones aún no le responden plenamente, por lo que sigue con ventilación mecánica · El diestro ya hace pequeños gestos con la mano a sus familiares.

Comentarios 7

El torero José Ortega Cano sigue recuperándose satisfactoriamente del accidente de tráfico que sufrió en Sevilla el pasado 29 de mayo, y "ha comenzado con la rehabilitación y a ingerir alimentos líquidos, aunque aún depende del respirador", informaron ayer a Efe fuentes familiares.

"Esta mañana ha venido un fisioterapeuta para empezar a hacer ejercicios en los brazos y en las piernas para que vayan recuperando masa muscular y evitar que se atrofien; y hoy mismo también ha empezado a tomar algún zumo, agua, incluso caldo, lo que es una buena, pero que muy buena noticia", dijeron estas fuentes.

Sin embargo, los pulmones del diestro aún no le responden lo suficiente como para respirar por sí solo, por lo que aún necesita ventilación mecánica.

Desde hace varios días Ortega Cano está despierto y consciente, una vez que los médicos le retiraran la sedación, pero no puede hablar, según fuentes del Hospital Virgen Macarena, donde se encuentra ingresado.

"Es una buena noticia pero a la vez es un sufrimiento, porque él está totalmente despierto, nos mira y hace leves gestos con la mano, pero por mucho que hablemos con él y le demos todos los ánimos del mundo, vemos que quiere correspondernos con el mismo afecto pero no puede expresarse aún con la palabra".

Está previsto tratar de levantarle de la cama en los próximos días para ver "cómo responde su cuerpo con el movimiento", aunque deben sopesar si el estado de José Ortega Cano es óptimo para "hacer esta prueba ahora o dejarla para la semana que viene".

Lo que ya está descartado es que el torero tenga que volver pasar de nuevo por el quirófano a corto plazo, pues aunque aún tiene pendiente una intervención quirúrgica de colon, ésta se llevará a cabo cuando esté totalmente recuperado. "Aunque sigue grave, ya ha pasado la situación tan crítica que hemos vivido, pero como el proceso de recuperación es tan lento, hasta que no deje la UCI y le veamos en una habitación de planta, no estaremos tranquilos al cien por cien", indicaron miembros de la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios