El PP insiste en que Díaz interceda para facilitar la abstención del PSOE

  • Carmen Crespo apela al "espíritu de la Transición" para pedirle a la presidenta de la Junta que convenza a Pedro Sánchez y permita la investidura de Mariano Rajoy lo antes posible

Los cantos de sirena del PP al PSOE no cesan. Y ahora tienen como objetivo a la presidenta de la Junta por la fuerza que le otorga ser la secretaria general de la mayor federación territorial del partido del puño y la rosa. Si el jueves fue Juanma Moreno quien le pidió a Susana Díaz que convenciese a los suyos para que el PSOE permita la investidura de Mariano Rajoy, ayer le tocó el turno a Carmen Crespo. La portavoz de los populares en el Parlamento andaluz le pidió a la presidenta de la Junta que evite el "bloqueo" porque, en su opinión, "es negativo para los intereses de Andalucía y España".

Concretamente, lo que la política almeriense le solicita a Díaz es que elimine "de una vez por todas" la palabra bloqueo de su lenguaje. Crespo considera que fue la mandataria andaluza la responsable de que el PSOE se negase en redondo a apoyar a Rajoy tras las elecciones del 20 de diciembre, por lo que apeló al "espíritu de la Transición que necesita España para tener un Gobierno que permita hacer reformas en empleo". "El bloqueo parece que se vuelve a protagonizar desde Andalucía", lamentó la portavoz de los populares andaluces.

En consonancia con lo que dijo el jueves en la Cámara autonómica su jefe de filas, Crespo recordó ayer, antes de dar una conferencia en la Universidad de Málaga, que Díaz tiene la oportunidad de hablar con Pedro Sánchez y convencerlo para que ponga a sus 85 diputados en el Congreso al servicio de Rajoy. Horas antes de la reunión de la mandataria andaluza con su secretario general en Madrid, Crespo la instó a ejercer la influencia "de la que siempre presume" y haga valer la fuerza del PSOE andaluz en el comité federal que los socialistas se celebran hoy en la sede de la madrileña calle Ferraz.

"Los españoles ya dejaron claro el pasado 26 de junio lo que querían. Apostaron de forma clara por un Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy", señaló Crespo, que pareció olvidar como sólo un día antes -con ella presente en el salón de plenos de la Cámara- Díaz recordó que no está por la labor de colaborar con Rajoy para que el líder popular repita en La Moncloa. "Cuando salga puede llamar a Rajoy para decirle que no seré cómplice del sufrimiento del dolor y del daño", espetó el jueves la presidenta de la Junta a Juanma Moreno después de mofarse de su papel como "miembro del equipo negociador" de Rajoy por actuar bajo unas directrices enviadas desde la dirección nacional del PP.

Pero todavía le quedaban argumentos a Crespo para pedirle a Díaz que haga lo posible por cambiar la postura de su partido de cara a la investidura: el fantasma de las terceras elecciones. Tras recordar la vigencia de la Constitución del 78 -la conferencia que dio después trataba sobre el futuro del debate sobre la Carta Magna y la posible aportación andaluza- la portavoz parlamentaria del PP invocó el "espíritu constitucional" que "debe estar vigente en un momento en el que España necesita de él tras haberse celebrado unas segundas elecciones generales". Y añadió: "los españoles no aguantarían unas terceras.

En este sentido, Crespo recordó que su partido tiene una visión "muy constitucional" de la situación, a la vez que subrayó que la Constitución de 1978 "sirvió para unirnos en España, está plenamente vigente y hay que alabar sus bondades". Según la dirigente del PP andaluz, la Carta Magna no puede ser un manual para meter los programas electorales de ninguna formación, sino que "debe ser un marco general en el que todos los partidos se vean reflejados y puedan gobernar con ella", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios