El PP dice que no olvidará el caso de la hija de Chaves tras las elecciones y pide su dimisión

  • De Cospedal habla de "ley del embudo" en el PSOE y solicita la investigación de la subvención

Comentarios 1

El presidente del PP-A, Javier Arenas, avisó ayer que su partido no se olvidará tras las elecciones europeas del próximo domingo de las subvenciones públicas que recibió la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), donde figura como apoderada la hija del ex presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, afirmando que este "abuso del PSOE" tendrá consecuencias políticas y jurídicas.

Arenas, quien cerró en Córdoba un acto de la Asociación Mujeres en Igualdad, afirmó que lo ocurrido en relación a Matsa "es un abuso socialista, de aquellos que han ganado 30 años elecciones y creen que las van a ganar siempre, que el chollo no se les va a acabar, que tienen derecho a la impunidad, a hacer lo que quieran, porque nadie les va a pedir cuentas".

En Sevilla, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, ironizó ayer sobre que al vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, le terminarán nombrando "presidente del Instituto de la Empresa Familiar". En el acto celebrado por los populares junto a la ribera del río Guadalquivir, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también se refirió a la presunta "alteración ilegal" que cometió el ex presidente de la Junta para dar la ayuda a la empresa y reclamó que, si se demuestra, Chaves "debería de dimitir inmediatamente".

De Cospedal criticó que el PSOE utiliza la "ley del embudo" ya que, según indicó, para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los socialistas "todo el mundo que no esté de acuerdo con ellos es presuntamente culpable hasta que se demuestre lo contrario, mientras que si el afectado es uno de sus militantes no hay nada que decir".

"Todo el mundo tiene derecho en España a la presunción de inocencia, no sólo cuando se trata de Chaves" concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios