El PP da un portazo al acuerdo político contra la crisis y el paro

  • El Gobierno andaluz se ve sorprendido por el cambio de actitud en el último minuto de los populares · PSOE e IU logran cerrar 26 puntos, pero sin llegar al pacto global

Comentarios 3

El PP decidió ayer dar un portazo a la negociación del acuerdo anticrisis. Mientras el Gobierno andaluz, PSOE e IU lograban acercar posturas hasta casi rozar el pacto global, los populares optaron por poner el punto y final a tres meses de conversaciones desmarcándose por completo de posibilidad alguna de consenso parcial. La falta de concreción en compromisos, plazos y recursos económicos fueron sus argumentos para oponerse a las 41 medidas que se debatían. Razones del todo incomprensibles para sus interlocutores, que entendieron que casi el 50% de las propuestas eran un calco de las planteadas por el PP. Y es que al parecer, una contraorden de última hora de las más altas instancias de este partido fue lo que pudo dar al traste con el diálogo.

"Hubo momentos que creí que sí iba a haber acuerdo, pero al final no ha sido así", afirmaba tras tres hora de reunión la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, que admitía su "desconcierto" por el sorpresivo giro del PP y, más aún, su rechazo a participar en cualquier tipo de acuerdo parcial pese al alto grado de similitud de los puntos que se discutían y por estar ya consignados a este paquete de medidas la inversión de 5.000 millones.

Pero en el resumen libre que cada uno hizo de este encuentro, el PP sacó una conclusión contraria: quien dio el "cerrojazo" fue el propio Ejecutivo autonómico. Según el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, el que acudió a este encuentro con la "clara voluntad de levantarse de la mesa" fue la Junta, ya que interpretó que su postura fue la de "o este documento sale adelante literalmente como está, o no hay acuerdo".

Ante este supuesto órdago, el PP no quiso arredrarse y dio un no rotundo amparándose en la "insuficiencia" del documento por no incluir reformas ni medidas fiscales y, sobre todo, no enmendar su política fracasada en materia de empleo y cuyo resultado es un millón de parados. Además, la negativa se reforzaba por la no inclusión de "ni una sola" de las cien propuestas remitidas por su presidente regional, Javier Arenas, al presidente andaluz, José Antonio Griñán.

Frente al choque frontal con el PP, el alto grado de sintonía entre PSOE e IU, que se concretó hasta en 26 puntos de acuerdo, mientras los 15 restantes podrían cerrarse más adelante en su debate parlamentario, siempre y cuando la Junta dé respuesta positiva a nueve medidas "irrenunciables" para IU. "Si se nos dice que sí, estaremos al máximo nivel para el acuerdo", indicó el coordinador regional de IU, Diego Valderas. Entre los flecos pendientes está la concreción de plazos para las leyes de Renta Básica, Agua y Vivienda, Régimen Local y Participación de los entes municipales en los tributos de la Junta, de las que ya el PSOE adelantó que las tres primeras llegarán en este periodo de sesiones a la Cámara.

41

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios