El PSOE-A expulsará a una docena de concejales por permitir gobiernos del PP

  • Los socialistas, que actuarán contra ediles de Carmona, Cardeña, Almuñécar y Partaloa, acusan a IU de "traicionar" la voluntad de los votantes de izquierda.

Comentarios 1

El PSOE-A abrirá expediente de expulsión a más de una docena de concejales de cuatro municipios (Carmona, Cardeña, Almuñécar y Partaloa) por haber permitido con su apoyo o abstención gobiernos locales del PP, y ha acusado a IU de "traicionar" la voluntad de los votantes de izquierda.

Así lo ha anunciado en rueda prensa la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, quien ha vinculado esta decisión a la "coherencia" de su partido en los pactos postelectorales y al compromiso adquirido de no permitir gobiernos del PP. Las medidas disciplinarias se centrarán en más de una docena de concejales que o bien se han abstenido o bien han apoyado a candidatos del PP para acceder a los ayuntamientos. En concreto, se trata de las localidades de Carmona (Sevilla), Cardeña (Córdoba), Almuñécar (Granada) y Partaloa (Almería).

Díaz ha contrapuesto esta actitud "seria y coherente" de los socialistas con lo que ha denominado como "traición" a los votantes de izquierda de IU, formación que ha llegado a acuerdos locales con el PP en 43 ayuntamientos andaluces, entre ellos los emblemáticos de Almonte (Huelva) o Alcalá de los Gazules (Cádiz).

Tras varias semanas de negociaciones, los socialistas e IU se han puesto de acuerdo en 99 corporaciones, lo que no ha impedido que la secretaria de Organización haya criticado a la coalición y sus máximos dirigentes, a los que ha recordado la "factura que pagaron" en 1994 con la denominada legislatura autonómica de la 'pinza'. "La palabra y el compromiso de Cayo Lara y Diego Valderas (coordinadores federal y andaluz de IU) ha perdido valor", ha advertido la dirigente socialista, que ha acusado a esta formación de "traicionar y malversar" la voluntad de los ciudadanos de izquierda.

Convencidos de que este tipo de decisiones "contribuye" al descrédito de la política y a la indignación de los ciudadanos, los socialistas han recordado a los dirigentes de IU su compromiso de "no permitir ni por activa ni por pasiva" el avance de la derecha en las corporaciones y que los "incumplimientos" andaluces suponen la "mitad" de los registrados en el conjunto del país. "Son incoherentes e incomprensibles" los acuerdos entre IU y el PP, ha denunciado Susana Díaz, que ha censurado también la actitud del presidente del PP-A, Javier Arenas.

Ha argumentado que Arenas se ha pasado toda la campaña pidiendo que gobernara la lista más votada y que ahora, al haber permitido en muchos ayuntamientos el pacto de los "perdedores", está "incumpliendo" su promesa e incurriendo en "fraude" electoral. La número dos del PSOE-A ha exigido al PP que "no utilice" los ayuntamientos en los que gobierna para hacer oposición a la Junta y que "arrimen el hombro" frente a la crisis.

De otro lado, ha negado que en la provincia de Cádiz se pueda producir una situación parecida a la de Almería, donde dimitió más de la mitad de la Ejecutiva y hay ahora una comisión gestora a la espera del congreso extraordinario de mediados de julio. Díaz, que ha rechazado que las críticas a IU por los pactos estén relacionadas con una "mala digestión" de la derrota electoral, ha sostenido que su partido incidirá en la "unidad, el trabajo y la responsabilidad". "No nos asusta el ruido de la democracia, todos hemos cometido errores y ahora necesitamos hacer un esfuerzo", ha zanjado, en referencia a otras voces críticas en provincias como Málaga o Sevilla.

Respecto a la dimisión del secretario de Comunicación de la Comisión Ejecutiva regional, Francisco Conejo, tras asumir su acta de concejal en Málaga, Susana Díaz ha comentado que estaba "previsto". El nuevo secretario de Comunicación será el sevillano Miguel Angel Vázquez, una vez lo ratifiquen la Ejecutiva y el Comité Director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios