El PSOE-A dará un no rotundo a Rajoy y deja la investidura en manos de C's

  • La mayor federación socialista apostará en el comité federal del sábado por que Sánchez lidere la oposición e insta al candidato popular a que intente gobernar con el partido naranja.

Comentarios 4

Diez días después de las elecciones, nadie tiene claro qué pretende hacer Pedro Sánchez -el secretario general del PSOE está mudo desde el 26 de junio- pero son muchos los que quieren marcarle el paso. El extremeño Fernández Vara mencionó la posibilidad de una "mínima abstención" para posibilitar un Gobierno de Rajoy. Su vecina sureña, Susana Díaz, no quiere oír hablar ningún tipo de abstención y apuesta por un rotundo no para el candidato popular. La dirigente andaluza lo ha dejado claro en varias de sus apariciones mediáticas de los últimos días y ayer fue su portavoz parlamentario el encargado de recordar cuál es la postura de la federación socialista más poderosa respecto a la votación de investidura. "Nos han situado en la oposición y la posición es no a Rajoy y no al PP. Apoyaremos que Pedro Sánchez encabece la oposición". Son palabras de Mario Jiménez, miembro del comité federal que se reúne el sábado y uno de los hombres de confianza de Díaz. 

El PSOE andaluz quiere alejar al máximo la posibilidad de una gran coalición y para ello necesita que los populares se apoyen en otra muleta, preferiblemente de color naranja. "Con los 137 escaños del PP no se puede gobernar en solitario, por lo que Rajoy tiene que ser coherente y buscar el apoyo de Ciudadanos", señaló ayer Jiménez para recordar después que José Luis Rodríguez Zapatero fue investido con 169 votos afirmativos tras las elecciones generales de 2008. Los mismos diputados que suman en esta XII legislatura el PP y la formación naranja. "De momento ni ha descolgado el teléfono para hablar con Ciudadanos. Que ni el PP ni Rajoy miren al PSOE", espetó el político onubense para después asegurar que 169 escaños son "una mayoría sólida para fundamentar la legislatura".

La postura de los socialistas andaluces pasa por dejar el balón en el tejado de Albert Rivera y sus 32 diputados, que es justo la contraria a la que proponen en Ciudadanos y que consiste en ceder la responsabilidad a los socialistas.  Sin embargo, PSOE y C's coinciden en que la iniciativa debe partir de los populares. Según Jiménez, es Rajoy quien debe "mover ficha" y conseguir acuerdos para la investidura y formar cuanto antes un Ejecutivo. "Tiene que sudar la camiseta", añadió el portavoz socialista en la Cámara andaluza para animar a Rajoy a que opte por la mayoría conservadora que hay en el Congreso de los Diputados. "Al día siguiente de la investidura empieza lo duro", destacó Jiménez en referencia al "recorte de 8.000 millones de euros" que pide Bruselas y la posible sanción por incumplir los objetivos de déficit.

El apoyo a Mariano Rajoy parece una quimera, pero no es la única. No  parecen dispuestos en el PSOE andaluz a que se repitan los flirteos de Sánchez con los partidos de su izquierda. Ante voces -como la de Teresa Rodríguez- que han mencionado la posibilidad de reactivar el bloque progresista, Jiménez es tajante. "Unidos Podemos se ha convertido en la llave de la puerta que ha permitido el gobierno de la derecha. Ese es su legado. Y su propuesta no se la cree nadie y es puro cinismo", afirmó el portavoz socialista. 

Si las ideas del socialismo andaluz son las que priman en el comité federal del sábado, el margen de maniobra que le quedará a Pedro Sánchez será prácticamente el mismo que tenía después del 20-D: ni apoyo al PP ni acuerdos con Podemos si la formación morada mantiene el derecho a decidir como una de sus líneas rojas. Sin olvidar que el bloque de izquierdas suma hoy menos apoyos que hace seis meses.

Izquierda Socialista defiende el veto a Rajoy con 5.000 firmas

Izquierda Socialista (IS), la corriente crítica del PSOE, ha remitido una carta a la dirección nacional del partido avalada por 5.000 firmas de militantes de toda España en la que insta a que no se facilite "de ningún modo", la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. El portavoz de IS en Andalucía, Jorge Puente, desveló que el documento será entregado a la mesa del comité federal del sábado junto con las firmas recogidas, con un texto en el que se dice que el PSOE "no tiene ningún motivo para darle a Rajoy lo que las urnas le han negado". La misma misiva señala que el partido "debe de deshacerse de todas las presiones que pretenden convertirle en un peón de los enemigos de los derechos sociales y laborales y de las libertades públicas". Según Izquierda Socialista, las consecuencias electorales fueron evidentes, con "miles de votos perdidos y una abstención de más de 1,5 millones en relación con el 20-D. En Andalucía, donde más se ha defendido el acercamiento al PP es donde hemos sufrido la derrota más amarga", señala. Esta corriente del PSOE señala que durante la campaña electoral "se vislumbraba más intensidad en las críticas a Podemos que al PP, que ha estado masacrando a los trabajadores y la ciudadanía en general, durante los últimos 5 años". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios