"El PSOE está secuestrado por los intereses personales de unos pocos"

  • Uno de los hombres fuertes del PSOE andaluz en los noventa pide que el partido inicie ya el debate interno y la renovación, sin esperar a las próximas elecciones

Comentarios 3

El que fuera presidente de la Diputación de Córdoba y secretario general del PSOE en la provincial, José Mellado, sostiene que vivir fuera de la política le da una visión distinta de las cosas y desde su conocimiento de los entresijos del partido asegura que es necesario abrir el debate ya y convocar congresos extraordinarios no sólo en Córdoba, sino en toda Andalucía, después del batacazo del 22-M.

-Desde su postura alejada ahora de la política, ¿cómo ve el panorama del PSOE después de las municipales?

-Mal, porque no se está debatiendo lo suficiente después de unos resultados catastróficos en Córdoba y en toda Andalucía en general. Aquí, particularmente, se está agachando la cabeza ante unos resultados que no se han analizado de forma coherente y los compañeros de la dirección provincial están más preocupados por su porvenir personal y de su puesto de trabajo que de las cuestiones de los ciudadanos.

-Sus primeras críticas surgieron a través de las redes sociales, ¿por qué usó este mecanismo para realizarlas?

-Ahora puedo decir lo que pienso porque no dependo de ningún cargo ni institucional ni orgánico y conozco cómo funciona el partido, por eso me da una pena tremenda que esté en esta situación. Creo que la ciudadanía necesita al PSOE, pero no a un partido que ahora está secuestrado por los intereses personales de unos pocos que impiden que el PSOE sea útil a la sociedad.

-Hace poco, el ex delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta, Juan Torres, declaraba que se iba a su escuela porque él tenía dónde ir y criticaba el apego a los cargos y a los sillones que hay en el partido.

-Creo que el hecho de tener un cargo público o en el partido no debe impedir nunca que uno diga lo que piensa, tenga las consecuencias que tenga. Lo que ocurre es que en el PSOE de Córdoba y en el partido en general en Andalucía ha habido un clientelismo muy importante; antes aquí salía la gente y ponía en tela de juicio lo que decía la Ejecutiva, lo que decía el secretario provincial; no había el temor que hay ahora, porque estás instalado en ese clientelismo o porque tienes miedo a no seguir en el cargo público, por eso muchos callan.

-El actual secretario general de Córdoba, Juan Pablo Durán, achaca los resultados al descontento de la gente con el PSOE a nivel nacional.

-Eso no tiene nada que ver. No se puede escurrir el bulto. Aquí hay una responsabilidad evidente. En 1995 estábamos en una situación tremenda. Todavía coleaba el caso GAL, el de Juan Guerra, teníamos al ex director general de Guardia Civil desaparecido por ahí, había una crisis económica importante. A mí me llegaron a escupir por la calle y me decían que tenía las manos manchadas de sangre. Yo era entonces secretario provincial del partido y mantuvimos la Diputación, ganamos en casi todos los municipios, grandes y pequeños, y conseguimos cinco concejales en la capital porque se hizo un gran trabajo por parte de la Ejecutiva provincial y de las agrupaciones, algo que no ha ocurrido en esta ocasión. Por tanto, pensar que se van a ganar las autonómicas después de lo que ha ocurrido es una locura. Difícilmente se pueden conseguir unos buenos resultados en Andalucía con equipos provinciales que han demostrado que su trabajo no es un bueno. Lógicamente, son equipos que no tienen capacidad para apoyar al candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta. El partido, ahora mismo, no tiene credibilidad.

-¿Por qué aboga usted entonces en estos momentos?

-El debate debe surgir ya, antes de las vacaciones, porque ahora se puede hacer un debate de ideas, no de necesidades. Me explico. Entre la Diputación y el Ayuntamiento teníamos más de 100 asesores y muchos cargos. Mucha de esa gente se va al paro y cuando pase un año muchos estarán en situación de necesidad. Entonces se planteará un debate interno y muchos lo abordarán desde la necesidad de un empleo, de un cargo, y eso no es bueno.

-¿Ocurrirá lo mismo en Andalucía que en Extremadura?

-Insisto en que el PSOE tiene que cambiar de rumbo ya. El PSOE es un partido útil para Andalucía, es valido para la población, pero nos estamos apartando de ellos a empellones, les estamos diciendo que no nos voten y eso pasa porque no tenemos equipos que le expliquen a la gente porqué se toman las decisiones en una situación de crisis como la actual. Necesitamos renovación para decirle a la ciudadanía que la crisis actual no es culpa de los socialistas ni de Zapatero, que la crisis actual viene de una persona que tiene nombres y apellidos y de una gestión encabezada por José María Aznar y su legislación del suelo, que provocó un boom inmobiliario y la especulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios