El Peñón tarda tres horas y media en aceptar la ayuda de España

  • El alcalde de La Línea presentará una queja ante la Unión Europea por falta de cooperación en materia medioambiental · De la Encina insiste en que la relación entre las administraciones competentes es buena

Comentarios 15

El Gobierno de Gibraltar tardó unas tres horas y media en aceptar la ayuda que se le ofreció desde el otro lado de la Verja, a través de los cauces establecidos en el Foro de Diálogo. La primera explosión y posterior incendio del tanque de residuos oleosos situado en North Mole ocurrió a las 15:35. Minutos más tarde, debido a lo llamativo de las llamas, España ya dispuso a disposición del Peñón todo el material y personal del que dispone para extinguir el fuego, visible conforme fue empeorando la situación y avanzando la tarde desde toda la Bahía de Algeciras. No fue hasta antes de las 19:00 cuando Gibraltar solicitó ayuda, hecho que coincidió con la extensión de las llamas al segundo tanque de las instalaciones del puerto.

El presidente provincial del Partido Popular (PP), José Loaiza, mostró su preocupación por el suceso y manifestó que este nuevo incidente reitera la necesidad de la creación de un centro integral de Salvamento en el Campo de Gibraltar, aprobado ya en el Congreso de los Diputados.

El presidente del PP indicó que se saben son dos cosas: Gibraltar no ha pedido ayuda a España y el subdelegado del Gobierno de la Junta no ha informado del suceso al alcalde de La Línea. "Lo que hace es taparlo y lo importante es saber qué pasa con esa nube, no sabemos qué efectos tóxicos puede tener", señaló.

En el mismo sentido, el diputado nacional José Ignacio Landaluce insistió en la reiteradas peticiones a Gibraltar para que no se realice bunkering. "Si ya es peligroso y difícil actuar en tierra firme, las complicaciones serían aún mayores si un incidente de estas características se produjera en aguas de la bahía en una de las gasolineras flotantes que Gibraltar permite", añadió Landaluce, quien aseguró que es un combustible residual y contaminante. Por otra parte, reiteró la necesidad de un centro integral de Salvamento, formación y lucha contra la contaminación y recriminó que Gibraltar "en su afán de ser autosuficiente" somete a un riesgo a los gibraltareños y campogibraltareños.

El alcalde linense, Alejandro Sánchez, tachó de "dramático" que tres horas después del accidente ni los linenses ni el alcalde tenga información por parte del subdelegado del Gobierno "ni está ni se le espera", ni tampoco comunicación alguna del Gobierno de Gibraltar. "Soportamos el monopolio de un descontrol medioambiental en la roca", apuntó.

Sánchez añadió que existe una directiva europea de cooperación transfronteriza en materia medioambiental que no se está cumpliendo, por lo que elevará la queja a las instituciones europeas.

El presidente de la Comisión de Fomento en el Congreso de los Diputados, Salvador de la Encina, aseguró a este diario que la relación entre la Administración gibraltareña y la española fueron "buenas y de alta colaboración" durante la crisis, como se dispusieron en el Foro de Diálogo, desmintiendo las quejas del alcalde de La Línea, Alejandro Sánchez, sobre la falta de colaboración. "Actuaron las administraciones competentes, como son el ministerio de Asuntos Exteriores, el ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y el coordinador de la Administración General del Estado en el Campo de Gibraltar ofreciendo toda la ayuda disponible al Peñón", declaró De la Encina, que admitió que en primera instancia, Gibraltar dijo "no gracias", a los medios ofrecidos. El mismo diputado socialista confirmó la hora en la que el Gobierno del Peñón aceptó la ayuda. "Fue antes de las siete", indicó.

De la Encina, igual que la delegada provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Silvia López, quiso tranquilizar a la población sobre la calidad del aire en la comarca con la gran columna de humo que emanaba ayer de las instalaciones portuarias gibraltareñas. Ambos incidieron en que las cabinas de control del aire situadas en la zona no detectaron ayer niveles anormales. De todas formas, permanecerían alerta ante cualquier cambio del viento que pudiera llevar el humo a los núcleos urbanos del Campo de Gibraltar.

Este fue uno de los temores que manifestaron ayer a este diario los vecinos. El portavoz del grupo ecologista Agaden en la comarca, Javier Gil, indicó ayer que se preveía que hoy entrara el Levante, con lo que la dirección de la columna de humo, si antes no se extinguen las llamas de los tanques que arden en North Mole, podría dirigirse a La Línea directamente.

Otra de las quejas que Gil encauzó se basaba en la falta de información que a su entender profesó durante la crisis el Sistema de Información de Urgencias de Andalucía, el 112. Gil contó que fueron muchos los vecinos de la zona que, alertados por los olores que en ocasiones llegaron a sus domicilios, llamaron a este servicio para obtener información sobre cómo actuar ante una emergencia de este tipo, sin respuesta alguna a sus preguntas. "Tras mucho insistir, nos han dicho que llamáramos a la Policía Local y ellos, a su vez, nos decían que estaban informados a través del 112", contó el ecologista.

"Este tipo de sucesos lo único que demuestra es que estamos en una zona de alto riesgo, y que no nos dicen cómo actuar. No nos han dado amparo", declaró Gil, que adelantó que hoy expresarán su queja formal por este hecho al consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía, Francisco Menacho.

Cabe destacar el seguimiento que por Internet y por los medios locales pudo hacerse del accidente, con cámaras que seguían minuto a minuto las tareas de extinción de las instalaciones portuarias. En Twitter, Gibraltar fue trending topic durante toda la tarde en España. No así entre los usuarios de Reino Unido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios