Pilar Sánchez deja la primera línea de la política tras pedir "disculpas"

  • La todavía alcaldesa de Jerez renuncia a la portavocía del PSOE y dejará la secretaría general para centrarse en la Diputación e incorporarse como profesora de instituto

Comentarios 6

Pilar Sánchez ofreció ayer su última rueda de prensa antes de dejar mañana el cargo de alcaldesa de Jerez. Tras seis años como máxima autoridad municipal, la dirigente socialista escenificó su despedida en el Ayuntamiento junto a los restantes ediles electos del PSOE en las pasadas municipales. En clave de futuro inmediato, anunció que, aunque recogerá su acta de concejal en el pleno de constitución del nuevo Ayuntamiento del próximo sábado, abandona la "primera línea política" y "no seré la portavoz municipal del PSOE". También recordó que pasará a ser diputada provincial y que ha solicitado su incorporación como profesora-orientadora en un instituto de San José del Valle, responsabilidades que va a tratar de compaginar de ahora en adelante.

"Agradecida" por la confianza depositada en estos años por los ciudadanos y "orgullosa" de haber sido regidora de la quinta ciudad andaluza durante mandato y medio, Pilar Sánchez manifestó que "empiezo una etapa distinta de mi vida, más tranquila y menos compleja, que afronto igualmente con ilusión y con el compromiso de trabajar por Jerez, aunque esta vez desde ámbitos distintos: la institución provincial y la oposición municipal, a donde llego sin desánimo ni resentimiento". En un pequeño acto de contrición, no eludió la autocrítica y sostuvo: "Estoy completamente segura de que habremos y habré cometido errores que nos han situado en el lugar en el que estamos. Pedimos disculpas si algo no se pudo entender". La todavía acaldesa de Jerez aseguró que no duda de que "de las casi 15.700 decisiones que he tomado en los últimos cuatro años haya habido errores, todo el mundo los tiene y nosotros, y yo personalmente, los asumo. Pero también ha habido muchísimas buenas decisiones".

Sobre la posibilidad de dimitir tras el fracaso en las pasadas municipales del 22-M, aclaró ante los medios que "ni decidí, ni tenía tan clarísimo irme en ningún momento; puse mi cargo a disposición del PSOE, me he tomado mi tiempo para reflexionar y nunca me voy corriendo de ningún sitio". A partir de este momento, puntualizó, "he tomado la decisión de darme tiempo para seguir trabajando desde otro ámbito, tengo una experiencia en la ciudad acumulada durante muchos años y pienso que ese bagaje es útil y lo pongo a disposición de mi partido".

Sánchez también dejará la secretaría general del PSOE jerezano al no presentarse como candidata en el congreso local de otoño de 2012. "Voy a concluir el mandato orgánico y no me presentaré, aunque sí trabajaré intensamente para que la renovación que se tenga que producir se produzca en clave de futuro, no en clave de pasado", advirtió como aviso a la vieja guardia del PSOE local que ya ha presentado sus credenciales para abanderar la mencionada regeneración del partido.

Al margen de su futuro, el del partido en Jerez y el del grupo municipal socialista, que todo apunta que tendrá como portavoces a Paco Lebrero y Miriam Alconchel, la todavía alcaldesa en funciones también tuvo tiempo para ofrecer una valoración de las causas que han provocado el terremoto electoral socialista, con epicentro en Jerez, y lanzar varios mensajes al futuro gobierno municipal del PP, al que avanzó que "tenderemos la mano pero al que no nos cansaremos de recordarles sus compromisos, el que tienen con todas esas personas a las que han prometido trabajo". En este sentido, también apuntó que su grupo y ella misma trabajarán para verificar el cumplimiento de "todas las promesas y compromisos que ya anuncian que será complicado cumplir". De hecho, aludió, "ya anuncian que habrá problemas con la nómina, lo que no es una sorpresa para nosotros porque conocemos la realidad".

En cuanto a los pertinentes análisis poselectorales, la reflexión en frío que ofreció Pilar Sánchez recurrió nuevamente a la crisis, el aumento brutal del desempleo, el ruido y a la "falta de unidad del partido", como detonantes clave de la abultada derrotada electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios