La Policía de Gibraltar protagoniza otro incidente con la Guardia Civil

  • La Royal Navy perseguía a una embarcación semirrígida que se detuvo junto a la Benemérita · Lo que pudo ser un servicio conjunto terminó en un enfrentamiento

Comentarios 1

La Policía de Gibraltar y la Royal Navy protagonizaron ayer un nuevo incidente con la Guardia Civil. Fue a plena luz del día y frente al puerto de pasajeros de Poniente.

Según confirmaron a este diario fuentes de la Guardia Civil, sobre las doce del mediodía una lancha semirrígida con un ocupante a bordo fue requerida por la Policía de Gibraltar para que se parase. Esta embarcación navegaba por mitad de la Bahía y huyó en dirección a una lancha de la Guardia Civil que había en la zona, a la altura del brazo de Poniente. La semirrígida se puso al lado del a patrullera española.

Ambas embarcaciones estaban paradas, según relataron las mismas fuentes, que explicaron que dos agentes de la Guardia Civil estaban en la semirrígida identificando a su ocupante. Fue entonces cuando una lancha de la Policía de Gibraltar se aproximó a este lugar y atracó en el mismo. Agentes de la Policía del Peñón se subieron a la semirrígida y golpearon a su tripulante en presencia de los guardias civiles, lo que originó una discusión entre los agentes de ambos dispositivos. Al lugar fueron llegando a continuación más embarcaciones de la Policía de Gibraltar y de la Royal Navy, así como dos patrulleras más de la Guardia Civil.

Tras casi una hora de tensión y de permanecer todas las embarcaciones paradas frente a la playa de Poniente, la Policía de Gibraltar se llevó la semirrígida y la Guardia Civil, a su ocupante.

Por su parte, el diputado nacional del PP José Ignacio Landaluce mostró tras conocer los hechos su "malestar" por este "nuevo incidente" y anunció que va a pedir al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, "una queja formal ante el Reino Unido", además de recordar que las aguas que rodean al Peñón, donde supuestamente se ha producido el incidente, "son españolas".

Desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil se calificó el incidente como "uno más" y señalaron que están "trabajando para conocer más detalles de lo ocurrido". No obstante, volvieron a exigir "un protocolo de actuación claro", ya que advirtieron que "un día va a ocurrir algo grave".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios