La Policía vuelve a Las Quemadillas para buscar a los niños con máquinas pesadas

  • El juez instructor autoriza la nueva actuación policial, que dará comienzo el próximo lunes · La familia materna de los menores desaparecidos se muestra esperanzada en el rastreo para dar con su paradero

Comentarios 6

A punto de que se cumplan ocho meses de la desaparición de Ruth y José, el Cuerpo Nacional de Policía reanudará el próximo lunes su búsqueda una vez más en la finca de los abuelos paternos, situada en Las Quemadillas. En esta ocasión, según confirmaron ayer fuentes cercanas a la investigación, los agentes emplearán maquinaria pesada, como excavadoras, para conseguir dar con el paradero de los dos hermanos.

El juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz, ya ha autorizado esta nueva actuación en la finca familiar del padre de los niños, situada junto al polígono industrial de Las Quemadas, que aglutina las pesquisas policiales desde el primer día de la desaparición de los pequeños. Y es que, los agentes y el propio magistrado, tienen claro que éste fue el último lugar en el que José Bretón, que se encuentra en prisión como el único acusado por estos hechos, estuvo el pasado 8 de octubre con los menores. Tal y como detalla Rodríguez Lainz en el autor de procesamiento, Bretón llegó a las 13:46 a la finca acompañado por sus dos hijos y no salió hasta las 17:30. Durante ese espacio de tiempo, según recoge el documento, el encartado aprovechó para realizar el plan que llevaba ideando desde hacía casi un mes, después de que la madre de los hermanos, Ruth Ortiz, decidiera poner punto y final a su relación matrimonial.

Fuentes cercanas a la familia materna de los pequeños aseguraron ayer a este periódico que tienen todas sus esperanzas puestas en el próximo registro que la Policía tiene previsto realizar en la finca, puesto que "supone empezar una vez más de cero para dar con su paradero". Y es después de que casi ocho meses sin tener noticia de los pequeños "son muy pocas las esperanzas que se tienen, así que nuestro único objetivo es encontrarlos vivos o muertos". Todos los registros efectuados por los agentes en la parcela de los abuelos han sido infructuosos, a pesar de registrar palmo a palmo tanto la vivienda, como la zona de naranjal que la bordea. Asimismo, han llevado a cabo rastreos en puntos cercanos como el río Guadalquivir, el arroyo Pedroche o graveras, así como la red de alcantarillado y los pozos cercanos.

El abogado del padre de los menores, José María Sánchez de Puerta, por su parte, señaló ayer que hasta el momento no ha recibido ninguna notificación para informarle de esta nueva actuación de la Policía Nacional. "Hasta el momento desconozco que se vaya a llevar a cabo un registro a gran escala en la finca de Las Quemadillas, todo lo que sé es a través de los medios de comunicación", confirmó. No obstante, el letrado evitó hacer ningún tipo de valoración sobre el nuevo rastreo en la finca de los abuelos. "Yo no veo ni bien ni mal que la Policía quiera comenzar una vez más de nuevo", señaló.

Sánchez de Puerta adelantó que visitará a lo largo de esta semana a su cliente en el centro penitenciario de Alcolea para preparar la declaración indagatoria ante el juez, que tendrá lugar el próximo 15 de junio, cuatro días después del nuevo rastreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios